Las lluvias cambiaron drásticamente el panorama hídrico de la provincia

En la mayor parte del territorio hay reservas excesivas y solo el sector norte, donde ya se registraba una marcada sequía, quedó con cargas de humedad regular o adecuada. Se espera algo de lluvia para este sábado pero el domingo será un día soleado.

Hasta 300 mm en algunas zonas y lluvias que promediaron los 150 mm en el resto, le ponen un signo de interrogación a la evolución de la campaña. Siembra, cosecha y remates de hacienda se suspendieron en casi toda la provincia y habrá que ver que pasa después del sábado, cuando se esperan algunos aportes más a la colapsada capacidad de absorción.

El primer impacto se da sobre la trilla del trigo. El avance en la cosecha del cereal a nivel provincial es del 11 %, sobre un total sembrado en el ciclo 2018/19 de 406.300 hectáreas- informó la bolsa de cereales de Entre Ríos, que destaca que la mayor actividad en la cosecha se desarrollo en el norte.
Hasta el momento los rendimientos a nivel de lote están superando el valor promedio obtenido en las últimas cinco campañas que es de 2.765 kg/ha, pero todavía es escasa la cantidad de hectáreas cosechadas como para calcular un rendimiento promedio a nivel provincial.

Resta por evaluar cual ha sido el efecto causado en el rendimiento y calidad de los granos, luego de las cuantiosas precipitaciones, fuertes vientos y granizo que afectaron la región.

La Bolsa remarca que el balance hídrico se expresa con excesos sobre gran parte de la provincia, el impacto del paso del complicado sistema de mal tiempo que  por tres días afectó gran parte de la franja central del país.

En muchos cuadros seguramente a la fecha siguen las complicaciones vinculadas a estos anegamientos temporarios, pero la situación evolucionará rápidamente debido al alto grado de insolación que se viene observando.
Las grandes lluvias que afectaron el centro oeste provincial, se repitieron del lado santafesino, donde también muchos centros urbanos se vieron complicados por inundaciones.

Con estas precipitaciones se resuelven las deficiencias que dejó el mes de octubre en gran parte de la provincia, salvo el departamento Federal, donde las lluvias tuvieron una oferta que si bien bastó para regularizar las reservas, no fueron alcanzadas con la generosidad que se observó en el resto del territorio.

En términos meteorológicos, la situación parece resuelta, en términos agronómicos el análisis es más complejo. Posiblemente los lotes de trigo que ya estaban listos para cosechar hayan sufrido algún tipo de daño. Por otra parte las recargas del perfil han sido mucho más contundentes que lo esperado y esto da mucho margen al desarrollo incipiente de la gruesa y al avance fenológico del maíz, siempre habido de agua, más cuando nos acercamos a diciembre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la jornada del sábado o cambiando para el domingo, posiblemente se observe un aumento de las coberturas nubosas, las cuales eventualmente pueden dejar precipitaciones modestas. El tiempo mejora rápido el domingo y se establece una ventana de buen tiempo de cuatro o cinco días antes de que lleguen lluvias que posiblemente ganen mayor volumen.