Las lluvias de enero transformaron la situación de la soja entrerriana

El 96 % de la oleaginosa está entre buena y muy buena, en un área implantada con soja de primera en el ciclo de 750.000 hectáreas aproximadamente, según informó la Bolsa de Cereales de Entre Ríos. La de segunda implantación evoluciona bien y un 73 % está en condición buena

De acuerdo al reporte del Sistema de Información de Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER), el estado fenológico de la oleaginosa se encuentra en periodos reproductivos. A nivel provincial se detectan lotes desde R1 (inicio de floración) a R5 (inicio de llenado), este último caso se refiere a lotes de siembras tempranas con grupos de madurez cortos. La mayor parte del área se puede ubicar desde R1 a R3 (inicio de formación de chauchas). Además menciona que todavía se observan lotes en etapas vegetativas que fueron implantados en fechas muy tardías.

En relación al escenario climático, el SIBER resalta el cambio detectado del 8 al 21 de enero del 2020, ya que los primeros siete días tuvieron escasas precipitaciones que modificaron las reservas hídricas del suelo dentro de las categorías de escasas a regulares. A partir del miércoles 8 se han registrado lluvias con frecuencias y montos muy propicios para el desarrollo de la soja. Este hecho generó un nivel de reservas hídricas que como mínimo se ha situado entre adecuadas a óptimas.

A partir de las consultas efectuadas a la red de colaboradores se determinó la condición general de la oleaginosa a nivel provincial: Muy bueno 53 %, Bueno 41 %, y Regular 6%. A nivel provincial, el cambio más importante se detecta en la condición muy buena, la cual creció del 4 al 53 % del área cultivada.

En cuanto a soja de segunda, el SIBER reportó que el área sembrada en el ciclo 2019/20 en Entre Ríos se situaría alrededor de 420.000 ha.

“El estado fenológico de la soja de segunda es amplio. Las fechas de siembra tardías (primera quincena de enero) presenta lotes a partir de V2 (dos hojas trifoliadas totalmente desarrolladas), mientras que los lotes implantados a fines de noviembre se encuentran en R1 (inicio de floración). La generalidad de los lotes cultivados con soja de segunda cuenta con tres a ocho hojas trifoliadas totalmente desarrolladas” indica el informe.

La condición general de la soja de segunda a nivel provincial es: Muy bueno 8 %, Bueno 73 %, Regular 18 % y Mala 1 %. Se observa una concentración en la condición buena, que tuvo un incremento del 17 % y una disminución en la condición muy buena y regular.

Las principales dificultades registradas en el ciclo 2019/20 se relacionan con la baja de densidad de plantas logradas por hectárea; alta población de malezas (fundamentalmente gramíneas) y problemas para efectuar la aplicación de herbicidas; y alta población de orugas que en algunos casos generaron una importante defoliación en sectores dentro de los lotes.