Las lluvias impactaron positivamente para el maíz de primera


Las lluvias acaecidas en la región tuvieron un impacto positivo en la condición general del maíz de primera sembrado en Entre Ríos, fundamentalmente en el sector Suroeste que soportaba un déficit hídrico muy importante.

 

A partir de las consultas efectuadas a la red de colaboradores, el Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER) determinó la condición general del cultivo que a nivel provincial es la siguiente: Muy buena 39 %, Buena 55 %, Regular 5 % y Mala 1%. “Luego de las precipitaciones se observó un incremento del 17 % en la condición de buena a muy buena” indica el reporte semanal.

A su vez, reporta que el estado fenológico se encuentra entre V4 (cuatro hojas desplegadas) a V8 (ocho hojas desplegadas).


El SIBER sostiene que, como consecuencia del pulso seco, en los lotes se aprecian plantas de escasa altura en relación con la fecha de siembra, heterogeneidad en el tamaño de plantas, problemas en el control de malezas y en la incorporación de los fertilizantes nitrogenados. Actualmente se están continuando con la aplicación fertilizantes nitrogenados, que debido al déficit hídrico se habían postergado.

Sobre la siembra de sorgo, el SIBER sostuvo que, luego de las precipitaciones, se registró un importante incremento en las labores de siembra del cereal, la cual se encontraba detenida, debido a la escasa humedad en los primeros centímetros del suelo.

A la fecha, el SIBER estima que a nivel provincial se concretó el 15% (15.000 ha) de la intención de siembra que se ubica alrededor de las 100.000 ha