Las lluvias llegarían en la segunda quincena de octubre


La segunda mitad del mes se muestra algo más favorable respecto de las lluvias previstas para el período, con precipitaciones de variada intensidad en la mayor parte del centro y norte del país.

La situación del evento La Niña ha estado generando marcadas consecuencias en el déficit de precipitaciones en la mayor parte de Argentina. Estas características se potencian cuando se observa una situación de temperaturas elevadas, ya que se produce una mayor evaporación y por lo tanto, la poca humedad que puede estar presente, se evapora rápidamente.

En la primera mitad del mes se han observado lluvias sólo en la provincia de La Pampa y Buenos Aires, ya que el resto del territorio nacional se presentó con condiciones de estabilidad y presencia de viento del sector norte, lo que ha motivado a un importante incremento de la temperatura, especialmente durante la última semana.


El evento La Niña ya está bien afianzado, impactando en toda la región con una importante disminución del caudal de lluvia y generando una gran variabilidad térmica.

Esta situación ha llevado a mostrar grandes diferencias entre las provincias de Buenos Aires y La Pampa con respecto al resto del país en términos de humedad del suelo. Por tal motivo, sectores como Córdoba, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, y gran parte de las provincias del noroeste argentino, no sólo presentan una grave situación para el sector agropecuario, sino también para la sociedad en su conjunto.

En el último día de la primera quincena, se han estado desarrollando lluvias y tormentas de variada intensidad sobre sectores del norte de Córdoba, en Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Corrientes e incluso sobre la provincia de Santa Fe. Todos estos desarrollos han sido un gran alivio para la región, más allá de la disparidad de los acumulados registrados.


Tendencia de lluvias

Durante la segunda quincena, podemos separar el período por semanas, para analizar la probable evolución de los fenómenos. Se puede ver que todavía se prevé una característica de lluvias superiores a los parámetros normales a lo largo de las dos semanas.

En los próximos 7 días, la actividad de lluvias seguirá en el centro y norte del país, como una continuidad de lo ocurrido durante el miércoles 14, todavía desarrollando lluvias y tormentas especialmente sobre el noreste argentino. Luego ingresaremos en un período de tiempo estable para la mayor parte del país, mientras que entre el domingo y martes próximo podrían retornar las lluvias sobre la porción central del país, con el avance de un sistema frontal frío, dejando lluvias y tormentas de variada intensidad sobre toda la región pampeana y parte del Litoral.

En cuanto a la segunda semana, se prevé una situación similar, con el desarrollo de lluvias y tormentas en la mayor parte del centro y norte del país, con núcleos que podrían ser importantes en zonas del Litoral argentino, o parte de Uruguay, donde podrían darse algunas tormentas significativas.

Por el momento, se prevé que la zona menos activa en loa últimos 7 días de octubre sea el centro y sur de la región pampeana, donde las precipitaciones que podrían registrarse serían débiles y aisladas, con montos de lluvia acumulada poco significativos.

La tendencia de la temperatura

 

La variabilidad de los registros térmicos en los últimos meses ha sido una de las principales características de este año. Tanto la amplitud térmica en una misma jornada, como los rápidos ascensos y descensos registrados en períodos de menos de 24 horas se han destacado a lo largo de este año y se han potenciado en el período de la primavera.

Las últimas semanas de octubre no estarán exentas de esa misma variabilidad. La primera mitad de la segunda quincena, estará caracterizada por las elevadas marcas térmicas en todo el territorio nacional, desde el norte patagónico hasta el extremo norte del país, incluso hasta Brasil y Paraguay.

Esta situación podría llevar a que los valores máximos sean muy elevados, mientras que las temperaturas mínimas se mantendrían moderadas. Si bien se presentarán algunas oscilaciones a lo largo de los próximos 7 días, en general, los registros se presentarán superiores a los niveles medios en todo el territorio nacional.

 

 

Distinto sería el panorama para la última semana del mes de octubre. Las marcas térmicas presentarían un importante descenso, siguiendo con la lógica de la gran variabilidad de la temperatura. Pero esta situación se mantendría especialmente sobre el centro del país, región que podría ser vulnerable al ingreso de un importante pulso de aire frío.