Las metas de ADIMER: diagnosticar y saber qué pasa, para saber qué hacer

La gerente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Entre Ríos, habló de la misión de generar una base de datos con las necesidades del sector para saber en qué dirección avanzar y hasta para reclamar políticas públicas. Para eso buscan una mayor apertura de las empresas para que compartan la información. Preocupa la pérdida de rentabilidad por la presión impositiva y el aumento de tarifas.

 

En diálogo con Martín Oleinzak, en el programa “Por Más TV” Andrea Fontán, expreso que “lo que estamos haciendo es visitando a las empresas de la provincia con una base de datos que nos mandó ADIMRA (Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina) a nivel nacional y se completa un cuestionario donde se  actualiza la información y de las empresas y se preguntar las necesidades. Vamos viendo cuáles son las problemáticas del sector, en que podemos apoyar desde la Asociación”.

Reflexionó que la parte metalúrgica tiene varios sectores: “tenemos la parte de fundición, la parte de acoplados, implementos agrícolas, aberturas y en cada sector se viven diferentes situaciones y en base a eso desde noviembre del año pasado comenzamos a visitar las empresas y hasta la actualidad vamos visitando 72 empresas en la provincia”.

Fontán explico que en ADIMER cuentan con dos personas para esa tarea, una que está en la costa del Uruguay y otra persona en la costa del Paraná. Detalló que “nos cuesta mucho conseguir la información y que las empresas colaboren, ya sea mediante un llamado telefónico o mandando un correo o con la visita”. Obtener la información es la única manera que podemos saber la realidad actual del sector y poder ir a los diferentes organismos provinciales y nacionales y solicitar o tener una postura ante los proyectos de ley y realizar las solicitudes que necesitamos para que el sector salga adelante”.

Destaco que “nos encontramos en muchas situaciones donde las empresas están cerrando porque no hay un cambio generacional. Hemos ido a empresas que nos dicen “ayer acabé de despedir al último empleado, cómo vamos a otra empresa dónde están tomando gente”.

Insistió en que “necesitamos es que el empresario o la persona que está a cargo de la empresa, colabore con la información para que nosotros podamos generar una base de datos real y en base a eso presentar los proyectos ante los organismos que corresponden ya sea provinciales, nacionales o municipales”.

Aumento de costos
Según el relevamiento que van confeccionado todas las empresas plantean la presión impositiva como factor negativo que los afecta, “osea que a pesar de que en ciertos sectores hay trabajo, la rentabilidad disminuyó o viene disminuyendo, entonces les exige ser más productivos. Las empresas están buscando tecnificarse, conseguir tecnología para, con el mismo personal, poder producir más y abaratar costos. La realidad es que la rentabilidad está bajando en ciertos sectores y hay otra gente -como todos sabemos la situación que está viviendo el campo- el tema de la sequía y toda la parte climatológica está complicando a ciertos sectores de la provincia y como también lo que estaba pasando en algunas economías regionales con el aumento de la luz” precisó Fontan.

ADIMER y sus acciones para mejorar la mano de obra
Fontan describió que “hay una falta de mano de obra calificada que es importante y desde la Asociación, para tratar de colaborar en este sentido, lo que se están haciendo son cursos de oficios tanto en la costa del Paraná como en la costa del Uruguay”.

Al respecto informó que “a partir del 9 de abril se comienzan con los cursos de oficios que se van a dictar en la costa del Paraná: Informó que habrá dos cursos que representan lo que es soldadura básica y dos cursos más que son de soldadura avanzada y en el mes de julio, se va a dar un curso de mantenimiento en electricidad industrial”.

En cuanto a la costa del Uruguay, comentó que “lo mismo se va a realizar en lo que es Urdinarrain, donde se está trabajando con la escuela técnica allá y el EPPE, con el que nosotros firmamos un convenio de trabajo y ellos no están ayudando. Esto se hace todo con fondos propios de las empresas, es decir de la Asociación.

También expreso que se está trabajando con la Asociación para el Desarrollo de Villa Elisa, donde tienen un grupo metalmecánico y este año se van a desarrollar cursos pero más para mandos medios, todo lo que es trabajo en equipo y ese tipo de cosas. Aclaro que “desde Buenos Aires nos dieron para el primer semestre cierta cantidad de cursos que se van a dictar en diferentes localidades de la provincia y se están presentando proyectos para los cursos que podemos pedir que nos envíen a partir del segundo semestre”.

Abrir la cabeza
Al momento de definir la postura de las empresas ante el relavamiento de ADIMER, Fontán señaló que “hay muchas empresas que están colaborando, pero también hay otras empresas de las que no tengo una apertura, la gente por ahí tiene miedo. Yo creo que es un trabajo de hormiga y de a poco -si nos vamos acercando a la empresa- yo espero que el empresario colabore y se acerque a la Asociación, porque estamos armando un grupo de trabajo nuevo donde hay muchos industriales que tienen ganas de cambiar el rumbo de la Asociación”.

Entre esos cambios prometedores, subrayó que “se aprobó hacer un área de exportación con un área de asesoría contable. Asimismo, indicó que se está trabajando también en conjunto con la UIER, (Unión Industrial de Entre Ríos) participando en las diferentes comisiones, y que se está trabajando con las comisiones de ADIMRA a nivel nacional.

“Tenemos otra dinámica de trabajo y espero que la gente lo vea y colabore con la asociación y se acerque, porque es algo que es del empresario, es de todos los empresarios de la provincia y sería positivo que pueden aprovecharlos” concluyó.