Las últimas dos lluvias ayudaron a revertir la sequía en la provincia

Así lo determinó el informe de la Bolsa de Cereales de Entre Rios, confeccionado por los ingenieros del proyecto SIBER. El fin de semana podría traer más oferta pluvial que sirva para aumentar la reserva de humedad y así proyectar buenas condiciones para el inicio de la campaña de granos finos.

 

 

 

Los mapas ilustran con claridad y dan cuenta de lo mismo que podemos advertir en nuestra región, desde la semana pasada y hasta el domingo último. Sobre esas lluvias el informe de la Bolsa de Cereales remarca que el primero se dio en el cambio del jueves para el viernes de la semana pasada, con aportes muy destacados en el centro oeste provincial y el segundo durante la madrugada del lunes, luego de una jornada de domingo donde las condiciones ambientales fueron de verano. Entre ambos la cobertura de precipitaciones fue total, con lluvias que disminuyeron hacia el norte, configurándose un mínimo en el norte del departamento La Paz.

Las principales tormentas en esta ocasión tendieron a configurar corredores que se movieron de oeste a este sobre la franja central de la provincia y esto se nota con claridad en los acumulados pluviales, con sectores que lograron superar los cien milímetros. Es decir en una semana, prácticamente el acumulado del mes, una situación que no se había dado en todo el semestre previo.

La oferta de agua a pesar que dejó milimetrajes variados, ha logrado cierta homogeneidad en el piso de la oferta de agua. En general se han superado los cincuenta milímetros. Si bien este comportamiento de las lluvias estaba dentro de lo previsible considerando la masa de aire que se ha instalado durante el mes de abril, este tipo de eventos generalizados eran imprescindibles para mirar el mediano plazo con una perspectiva más auspiciosa.

Como se ha venido observando, a pesar de las precipitaciones, la masa de aire no cambia. La misma recircula en gran parte de la región pampeana, sin modificar sus propiedades, con una alta carga de humedad y con un elevado potencial pluvial para los próximos días. Es posible, sin embargo, que la oferta de agua, tienda a mantenerse más generosa del centro para el sur.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El balance hídrico ha reaccionado de manera muy favorable al despliegue de las últimas lluvias. Las sequía ha retrocedido de manera contundente y si bien se ven algunos sectores del sudoeste que aún no alcanzan condiciones que pueden considerarse adecuadas, el proceso de recarga de los perfiles parece muy bien encaminado.
En muchos casos, debieron concretarse lluvias superiores a los 120 milímetros en lo que va del mes de abril, como para que el cálculo del balance hídrico logre reflejar la mejora en el nivel de reservas.

La semana pasada notábamos un vasto sector de la provincia que aún era dominado por la sequía. Las lluvias sumadas hasta el miércoles pasado permitían ser optimistas, peo los niveles de reserva no presentaban todavía una buena respuesta.

Además de las lluvias que puedan seguir incorporándose en este final de abril y la primera parte de mayo, vemos como muy favorable el entorno ambiental en que las mismas están ocurriendo. Las recargas de los perfiles son muy eficientes en estos contextos, con persistencias de aire húmedo  y alta frecuencia de eventos pluviales.

El recorrido hasta el comienzo de la fina no es demasiado largo. Las reservas se han recuperado, pero la recarga óptima de los perfiles es necesaria para que no decaiga la intención de siembra. El trabajo de campo será muy necesario para corroborar la recuperación de humedad que insinúa el cálculo del balance hídrico.

Si las lluvias se validan para los próximos días y las recargas recientes se afianzan, indudablemente el contexto hídrico se habrá modificado favorablemente. El paso de un semestre cálido tan seco dejo una señal inusualmente deficitaria en los perfiles. Sin embargo, si se mantiene la anomalía pluvial positiva, podría normalizarse el inicio de campaña.

Enjoy this blog? Please spread the word :)