Laureano Zantedeschi, el ingeniero que cocina su futuro en Inglaterra

Después de recibirse en la UADER y trabajar en Buenos Aires, emprendió un camino que lo llevó por razones laborales y familiares a Colombia e Italia, hasta que se radicó en Londres. Tiene ofertas laborales para trabajar en lo que se preparó pero eligió tareas alternativas para perfeccionar el idioma. Trabaja de chef para el Banco Suizo en una cocina que elabora alimento para 2.000 personas.

 


Antes de lanzarnos a la vida de Laureano hay que decir que con los Zantedeschi se puede hacer una sección de noticias aparte, por la cantidad de cosas “que hacen que pasen” y que encajan en el perfil de lo que Periódico Acción quiere difundir. Aunque lo gastronómico es lo más fuerte, la música y esa necesidad de afrontar nuevos desafíos los pone en el foco de la escena, al menos para este medio.

laureanofamAhora, inspire profundo y lea el título que Laureano obtuvo en la UADER: Ingeniero en Automatizacion y Control de Procesos Industriales.

En el audio que si quiere puede escuchar, se va a enterar del camino que el Ingeniero… encaró luego que se recibió en Concepción del Uruguay, que trabajó en Buenos Aires, que se radicó en Colombia y que emigró a Europa, continente donde está su mujer y su hijo.

Ahora vive en Londres, en Canary Wharf, una de las zonas comerciales más importantes en la periferia del centro de la capital inglesa. Eligió ese lugar para trabajos temporales; actualmente es “aprendiz de chef en el Credit Suisse, algo en lo que se siente como “Zantesdechi en la cocina” por no decir como pez en el agua.

Laureano está admirado de las oportunidades laborales que surgen en ese país y aunque ya ha publicado su perfil profesional y recibido ofertas de empresas de diferentes rubros industriales, prefiere por ahora, mientras se ocupa -como buen argentino- de lo que sería la parrilla y las ensaladas, mejorar el manejo del idioma en el contacto diario con sus compañeros de trabajo y con la gente que trata. Aunque en términos de residente tiene ciudadanía italiana, ser argentino se puede decir que le favorece, porque está claro que nadie llegará de tan lejos a no hacer otra cosa que no sea trabajar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En días hábiles, de las 7 de la mañana a las tres de la tarde, está dedicado a la cocina, luego es casi un ciudadano inglés típico que hasta toma té, en vez de mate, una de las costumbres argentinas que ya había perdido en Buenos Aires y que no extraña. Los fines de semana tiene mucho por hacer, le gusta conocer la ciudad y especialmente los museos. No ha ido a mirar partidos de fútbol, si de rugby.

Sobre esto y otras curiosidades trata la charla con Laureano, que invitamos a escuchar.