Maria Auxiliadora, el símbolo de la devoción Mariana, cumple 60 años

La Comisión de la Capillla ha querido compartir con la comunidad la historia de fe que gestó el bello templo alpino cuya advocación le dio nombre al barrio.

 

 

SEXAGÉSIMO ANIVERSARIO DE LA oINAUGURACIÓN DE LA CAPILLA “MARÍA AUXILIADORA”
1959- 2019

“María Auxiliadora, preserva y fortalece la devoción Mariana en nuestro pueblo.”

Como hace 60 años nos congrega nuestra madre María, Auxilio de los cristianos. Toda la comunidad se viste de fiesta para tan grato acontecimiento. Es que necesitamos homenajear y agradecer a quienes tuvieron la ambiciosa idea de levantar el templo y legarnos este hermoso ámbito de recogimiento.

Bajo la dirección espiritual del Padre Queirolo, siendo Obispo de nuestra diócesis, monseñor Chalup y junto a un grupo de jóvenes de la Acción Católica que lograron entusiasmar a los vecinos, se dieron los pasos iniciales, para la construcción del templo.

Corría un caliente Enero de 1958, cuando comenzó a reunirse un grupo de comprometidos laicos para materializar el sueño de erigir una Capilla “en la zona oeste de la villa”, con el fin de “asistir espiritualmente a los vecinos del barrio” y cumplir con la idea de llevar la palabra de Dios a todos, facilitando un lugar adecuado.

Hasta ese entonces la catequesis, misas y encuentros religiosos se realizaban en domicilios de los Sres. Alejandro Benítez, Juan Casagrande y Antonio Cánepa, familias que gentilmente abrían las puertas de sus hogares para alentar la propagación de la fe católica.

Los vecinos aceptaron con mucho agrado la idea de la construcción de una Capilla, que le daría luego identidad a su barrio.
Y, así, ladrillo a ladrillo, con el esfuerzo de muchas personas, la donación de tiempo, trabajo, esfuerzo, dinero, reuniones, discusiones también (¿por qué no?), el 22 de noviembre de 1959, estando recientemente llegado a Larroque nuestro querido Padre Paoli, se inauguró la Capilla María Auxiliadora.

Todos los habitantes del barrio, de la comunidad y zonas aledañas, de alguna u otra manera, se involucraron, creyeron y fueron partícipes de la construcción y hoy lo son también del mantenimiento de este lugar tan bellamente especial.

Las actas permiten imaginar la algarabía de la comunidad en tal oportunidad. Hubo varios días de misiones, encuentros, misas, rosario de la aurora; también Kermeses familiares, juegos para niños, desfiles de maquinarias agrícolas, autos, sulkis, bicis y motos, y la procesión con antorchas.

Muchas tradiciones se conservan desde antes de la inauguración del templo, como por ejemplo la Feria de Platos y la Procesión con antorchas por el barrio; otras, lamentablemente hemos perdido, como el Rosario de la Aurora (que en ese entonces lo rezaban a las 5.30 de la mañana) o la realización del Pesebre Viviente, cuya primera representación se llevó a cabo al mes, a penas, de haber inaugurado la Capilla.

Fue elegida la Advocación de María Auxiliadora, Patrona del Agro argentino, seguramente por tener este pueblo fuertes vínculos con el Agro, motor de su economía por aquel tiempo. (Unos años antes se había instituido este título de “Patrona del agro argentino” a María, Auxilio de los cristianos).

Como Segundo Patrono, se optó por San Juan Bosco, difusor y ferviente devoto de María Auxiliadora de la mano de la Orden de los Salesianos y, finalmente, el Sagrado Corazón.

Si pensamos en la Capilla, automáticamente se nos vienen a la memoria nombres fuertes, personas que fueron motores, fieles que amaron la Capilla y trabajaron incansablemente para que este bonito presente sea posible.

Por eso, queremos celebrar con alegría estos 60 años, agradecer a quienes nos precedieron por haber pensado en las generaciones futuras, y nosotros comprometernos también a cultivar en quienes nos sucederán, la convicción religiosa y la fe en nuestra Madre María, Auxilio de los Cristianos.

 

Video de Nora Duarte sobre los 60 años de Maria Auxiliadora.

Creer en la Virgen María como auxiliadora del pueblo, como madre protectora, amar este lugar sagrado, cuidarlo como nuestro y alcanzar el sentido de pertenencia, para conservarlo, para hacerlo cada día más bello pero, sobre todo, para que podamos gozar de este sitio tan cálido y propicio para la reflexión profunda, la oración silenciosa y el encuentro con Dios.

Hoy, como Don San Juan Bosco lo hiciera, le pedimos a nuestra Madre, “que nos ayude a conservar y defender la fe cristiana”, tan amenazada en nombre de dudosas libertades.

María Auxiliadora, guía nuestros pasos y corazones hacia una comunidad unida, pacificada, con menos injusticias y defensora de la vida.

Miércoles, 20 de noviembre, 20horas: Santa Misa.
Rezaremos por los niños y sus familias.

Jueves, 21 de noviembre, 20 h0ras: Santa Misa, luego actuación del Coro de Adultos.
Rezaremos por la comunidad de María Auxiliadora y de Larroque.

Viernes, 22 de noviembre, 20 horas: Procesión con antorchas por el barrio, Santa Misa, Fogón.
Rezaremos por la preservación de la fe católica y la devoción a María Auxiliadora.