Material reciclado de Larroque se comercializa en Paraná y Buenos Aires


La Municipalidad concretó nuevos cargamentos de cartón y polietileno, producto de a tarea realizada en la Planta de Reciclado de nuestra ciudad.

 

Se procedieron a realizar dos cargas en el transporte para ser comercializadas en Paraná y Buenos Aires, donde el producto de esa transacción llega al personal que trabaja en la Planta de Reciclado municipal.

La mencionada repartición realizó la siguiente carga:


-Vidrio Molido: 27.860 kg;
-Fardos de Cartón corrugado de primera y segunda: 23.880kg; (Carga realizada el 23 de Abril).
-Fardos de polietileno: 1.615 kg; (Carga realizada el 29 de Abril).

En tanto, en estos días se procedió a una nueva carga, llegando a los 27.660 kg de materiales reciclables, cuyo material es el siguiente:

-Pet cristal (botellas de gaseosas)
-Pet verde (botellas de gaseosas)
-Pet aceite (botellas aceite cocina)
-Soplado tutti (envases productos de limpieza y perfumería)
-Soplado amarillo (envases productos de limpieza)
-Bazar (juguetes, baldes, fuentones, etc.)
-Bidones 20 lts.
-Baldes 20lt.
-Tetra brick.
-Chatarra enfardada.
-Telgopor.
-Tapitas.


Clasificación en origen
Se recuerda a los vecinos de Larroque la importancia de la clasificación en origen de los residuos, “prestar atención fundamentalmente los días lunes y martes, donde la merma alcanza un 50% aproximadamente”, explicó Marcelo Cáceres, a cargo de la Planta de Reciclado Municipal.

Acotó “no obstante, mejora la tarea correcta de clasificación el resto de los días de semana, en un 40%.
Al respecto el secretario de Gobierno, Mauricio Krenn, solicitó a los vecinos “realicen una correcta clasificación de residuos domiciliarios durante todos los días de la semana. Fundamentalmente porque eso mejora el trabajo en la Planta de Reciclado, si bien la misma se realiza de igual manera, retrasa y perjudica, incluso genera contaminación en el material inorgánico lo que hace más riesgosa la tarea, se ensucia el residuo apto, con todo el riesgo que eso implica”.

Puntualizó “la tarea en origen de los denominados residuos peligrosos, que existen en un alto porcentaje y que deben ser clasificados y separados dentro de una bolsa de color rojo o rosado, incluso hasta con una cartel para que el recolector lo identifique claramente y proceda a clasificarlo aparte y colocándolo en las mochilas, al costado del camión para que no se mezcle con el resto de los otros residuos”.

Por último “es importante también la identificación clara en origen de los elementos punzantes, ya sean vidrios latas u otro material, escribir un cartel que prevenga lo que allí está depositado para llevar y quien lo hace toma las precauciones y no corre ningún riesgo de lastimarse”.