Mattiauda respaldó a los productores y pidió a Bordet que reaccione

El senador departamental, Nicolás Mattiauda (Cambiemos), participó de la convocatoria realizada por los productores agropecuarios en el marco de los enormes perjuicios que enfrenta el sector a partir del fallo de la justicia entrerriana que prohíbe las fumigaciones terrestres con fitosanitarios en un radio de mil metros alrededor de las escuelas rurales y las aspersiones aéreas a menos de tres mil metros de las mismas.

El legislador se mostró “preocupado” por lo que este fallo significa para el sistema productivo de la provincia y marcó que tiene dos grandes dimensiones: “por un lado arrincona, deja sin la posibilidad de trabajar su tierra a miles de productores entrerrianos con las interrupciones que eso provoca en el circuito económico y laboral, y por el otro, reduce notablemente los ingresos de la provincia”, analizó.

 

Para Mattiauda “a los grandes problemas se los enfrenta con grandes soluciones y aquí es donde debe emerger la figura del gobernador Bordet. Esta es una situación gravísima y necesita de una decisión firme a favor de los productores. Esta muy bien que viaje a China a buscar inversiones, pero no puede darle la espalda a los productores entrerrianos que tienen paradas 300 mil hectáreas productivas. Hay que tener criterio a la hora de enfrentar las prioridades”, criticó.

 

El senador por Gualeguaychú agregó que “sería un pecado olvidar que este fallo judicial fue posible a partir de un resquicio que dejó la ausencia de una norma sobre fitosanitarios acorde a los tiempos que vivimos. El principio de este conflicto se da con la actitud del actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, quien envió a archivo el proyecto de ley de fitosanitarios, tirando a la basura más de dos años de trabajo de todos los espacios políticos de ambas cámaras. Esa ley era más que necesaria, era imprescindible y hoy miles de entrerrianos sufren ese desaire”, aseguró.

 

En tanto, recordó que “cuando la ley fracasó, al instante levantamos nuestra voz porque sabíamos lo que podía venir. Pocos nos escucharon y hoy sufrimos las consecuencias de tanta irresponsabilidad”, a la vez que instó al gobernador a arbitrar las medidas que sean necesarias “para dotar a Entre Ríos de una nueva norma que garantice el uso eficiente de los agroquímicos, una mejor identificación de todos los eslabones de la cadena productiva y que aplique fuertes sanciones para quienes hagan un mal uso de los productos”, remarcó.

 

Por último, Mattiauda aseguró que “ha existido una utilización político-ideológica del tema agroquímicos que ha tergiversado la realidad del sector. Y en ese plano es difícil debatir, pero debemos confrontar relato con evidencia científica. Y ese marco, la prohibición es un grave error porque va a traer más pobreza a nuestra región, y eso no significa de ningún modo habilitar indiscriminadamente el uso de agroquímicos, todo lo contrario, creo que la llave está en el buen uso de los productos, en la responsabilidad de los productores y aplicadores, y en un efectivo control estatal”, finalizó.