Mediante una carta solicitan al intendente aplicar en Larroque el derecho constitucional a un ambiente sano

La carta fue redactada por Luis Andreatta, uno de los impulsores más activos de la conciencia ambiental en nuestra ciudad. Se relaciona con la posibilidad que tendrían los conductores de maquinarias aplicadoras de agroquímicos de poder circular por algunas calles de la planta urbana.

 


Luis Andreatta es una de las personas que más está haciendo por difundir en nuestra la conciencia ciudadana para comprender la nocividad del uso de agroquímicos o de “agrotóxicos” como él define a los productos para el control de insectos y malezas que se utilizan en la producción agrícola.

Con esa idea, habló de establecer reglas claras que vayan en el sentido del artículo 41 de la constitución nacional, sobre el derecho a un ambiente sano, el que cita en la carta que el mes pasado le envió al intendente municipal.
El planteo tiene que ver con lo que afirma, debería ser un derecho de los vecinos, de la no circulación por calle Pauletti de maquinarias aplicadoras de agroquímicos.

Aunque eso no está expresado puntualmente en la carta, alude al “circuito que armaron para que se circule con los vehículos aplicadores”.

La carta                                                                                                                                           09/10/2017

 

Sr Intendente Darío Benedetti:

Le escribo esta nota a usted como representante del  Ejecutivo Municipal por la profunda preocupación que me produce la desidia y la liviandad con que se está tratando el tema de los agrotoxicos en nuestro municipio.

Los resultados de más de una década de uso masivo de venenos para el monocultivo de transgénicos han arrojado daños irreversibles para la salud humana, animal, vegetal y el ambiente. Las empresas multinacionales que desembarcaron con este modelo de producción extractivista han desarrollado su plan de despojo de la Tierra, del Monte, del  Agua, del Aire, de nuestro ambiente que nos rodea y de nuestros derechos. Si, de nuestros derechos también, el artículo 41 de la Constitución Nacional dice:

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley.

Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.

Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales.”

El pasado 26 de julio del corriente año se aprobó por unanimidad la ordenanza 006/2017 del HCD de la Municipalidad de Larroque que fue recién publicada en el boletín oficial de Julio en 1 de septiembre de este año a través de la red social Facebook de la Municipalidad de Larroque, y esto muestra ya de entrada lo poco urgente que consideran empezar a legislar sobre el tema. Celebramos que por fin el Municipio se haya adherido a la ley provincial 6599 de la HCDER sancionada en 1980 durante el gobierno de facto de la Junta Militar, una ley que se sanciono 16 años antes al desembarco del monocultivo de la soja y todo su paquete biotecnológico de biocidas, una ley que propuso a la Subsecretaria de Asuntos Agrarios como organismo de contralor de la misma la cual nunca cumplió con tal rol y vemos de la misma manera repetir al municipio local el mismo error que cometió nuestra provincia hace 37 años.

Por eso, proponemos una urgente reunión con las partes, llámese productor, aplicador, transportista, expendedor o cualquier otra personas vinculada con los agrotoxicos, también al personal de la comisaría local, a los agentes de tránsito, a los representantes del legislativo, a los vecinos linderos del circuito que armaron para que se circule con los vehículos aplicadores, también nosotros nos ponemos a disposición y si es conveniente a los medios para poner a la sociedad al tanto de esta ampliación de nuestros derechos a una vida un poco más sana en un contexto histórico donde se están dando los primeros casos de condena a quienes aplican venenos.

Sin más nos despedimos y ponemos a disposición y aguardamos con ansias su respuesta.

 

 

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)