Minutos antes de las 12 de anoche el grupo larroquense completó la peregrinación

Todo era algarabía y emoción anoche en la carpa donde se concentró la delegación de copoblanos que caminaron los 60 kilómetros entre la parroquia de San Cayetano hasta la basílica lujanense. El pedido por la salud de Franco Carro y Evangelina Lonardi acompañó la marcha y se repetirá esta mañana en la misa central.
Finalmente todos los peregrinos y grupos de apoyo, en total más de 360 personas que partieron esta madrugada desde Larroque, llegaron a Luján antes del inicio del domingo.

Otras personas que llegaron en vehículos desde Larroque una horas antes se sumaron a la espera del carrito de la Virgen y aplaudieron el arribo de los peregrinos. También piensan participar de la misa que mañana a las 7 de la mañana celebrará el Cardenal Mario Poli.

Ese fue otro elemento que le agregó emotividad a la llegada ya que algunos “cayeron de sorpresa” para esperar la llegada de sus familiares.

La cancha de rugby donde está la carpa de Larroque se llenó de gente cerca de la medianoche y al ritmo de cumbia celebraron la llegada del carrito “el petiso” que partió a la mañana desde Liniers alrededor de las 9, junto a varios peregrinos.

La caminata de ese grupo demandó unas 15 horas de recorrido hasta llegar a las cercanías del templo donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora del Luján, en la vigésima segunda vez que la Parroquia de nuestra ciudad participa de la peregrinación Juvenil a Luján que este año cumple 43 años de su primera edición.

Los primeros caminantes que llegaron al puesto de apoyo de Luján lo hicieron a partir de las 16:20 del sábado y de apoco el “cuartel general” se fue colmando de gente exhauta pero feliz por haber realizado la proeza de fe impulsada por la necesidad espiritual de agradecer o pedir la intersección de la Madre de Jesús.

A propósito, en torno al carro, o en los grupos que caminaban apartados, hubo un común denominador: orar por la salud de Franco Carro y Evangelina Lonardi, quienes atraviesan momentos muy delicados de salud. “Todo el tiempo estuvieron presentes en las oraciones y había muchas fotos de los dos” comentó Liliana Covre, unas de las colaboradoras de la organización.

Enjoy this blog? Please spread the word :)