Otra vez lo hizo: Nazareno revolucionó la ciudad con un festival de teatro memorable

A sala llena, las 14 obras participantes movilizaron a cientos de personas durante los tres días en los que se desarrolló el evento. Larroque refuerza su perfil cultural y se posiciona fuertemente como una plaza destacada en la agenda nacional. En la entrega de los premios Paoli, Oscar Cánepa recibió el reconocimiento a su trayectoria en CATE. Fotos: Silvina González y Municipio.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Cerca de 3.500 asistentes, cifra que supera el doble en espectadores a la edición anterior, le dan el definitivo espaldarazo a otra de las creaciones del genial Nazareno Molina que contó con el apoyo de la municipalidad por medio de la secretaría de gobierno, la dirección municipal de cultura y la subsecretaría de cultura de Entre Ríos.

La tercera edición del festival además volvió a tener carácter “internacional” porque dentro de las 147 obras propuestas, había material de grupos teatrales de Chile, Cuba, España, Francia, Colombia y Perú además de la de República Dominicana que terminó siendo la única del exterior que pasó la instancia de selección.

Y no solo eso, como el talento y la capacidad de trabajo se le caen de los bolsillos, Molina, dentro del ambiente de las tablas en la mítica y teatral de la porteña calle Corrientes, es observado como alguien que está superando la etapa de ser “una promesa” para ingresar al círculo de los realizadores, y eso termina pesando y alimentando el clima y la reputación de aquello que organiza.

En ese cúmulo de méritos se anota “Una Espina en el zapato”, la obra que le pertenece y que es un testimonio con pasaos de comedia que sirve para generar conciencia sobre el mal de Alzheimer y que en 2018 fue un éxito de taquilla gracias a la difusión que alcanzó en medios y en la crítica especializada.

Anoche, en un marco de emotividad y reconocimiento, director del festival, Nazareno Molina, agradeció a los colaboradores, personal del municipio y al público. Luego se procedió a la entrega de certificados a los directores de los doce grupos teatrales participantes, miembros del jurado y al equipo de colaboradores del Grupo Friwox.

RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA:

La distinción recayó este año, Oscar Cánepa, que integró el elenco CATE (Conjunto Aficionado de Teatro Experimental) en la década del 60’, creado por el Padre Alberto Paoli Lovera. En el uso de la palabra, el distinguido, expresó: “No sé si lo merezco pero lo que puedo decir es que el teatro de marcó de una manera extremadamente importante, me ayudó a transitar en la vida de una forma muy particular. Entonces, a lo que me dieron esta oportunidad y a todos muchísimas gracias”.

PREMIOS:
Premio a la Mejor Dramaturgia a la Actuación: “El Legado”.
Mejor Actriz: Mercedes Elordi por “El Legado”.
Mejor Actor: Carlos Beraymundo por “El Acompañamiento”.
Mejor Puesta en Escena: Los Payasos Muertos.
Mejor Dirección: Adrián Giampani por “Los Payasos Muertos”.
La Mejor Obra: “Los Payasos Muertos”.
Obra elegida por el público: “La Penúltima Oportunidad”.