Paolo Impini, gol en la victoria ante Arsenal y una dedicatoria especial

El defensor larroquense abrió la cuenta en el triunfo de Estudiantes de Caseros sobre el conjunto de Sarandí, que depositó al pincha en octavos de la Copa Argentina. Después de clavar el frentazo salió corriendo y le dedicó el gol a Martina, su hija.

 

Otra vez puso la cabeza y el corazón, así Paolo Impini anotó el tempranero gol del equipo que este año volvió al Nacional B y que le ganó 3 a 2 al que juega en la Superliga Argentina. La jugada preparada en un tiro de esquina derivó en que el ex Central Larroque encontrara el balón entre el punto del penal y el área chica y fusilara al arquero que solo por reflejo se tiró con poco para hacer.

El grito de gol fue acompañado con la palma de la mano derecha hacia abajo, en clara dedicatoria a la pequeña Martina, su debilidad. En el audio también agradece el cariño que le llega desde Larroque y Central.

Con mucha contundencia, el pincha de Caseros tuvo un primer tiempo aplastante y logró el 3 a 0 en una diferencia que se achicó a los 38 minutos pero que Arsenal no pudo remontar en el segundo tiempo, en el que jugó mejor y en el que volvió a descontar.

En ese contexto, la actuación de Paolo fue valiosa, con algunos buenos cortes y algún intento de emprender un contraataque en medio de las arremetidas del rival, en el que hasta se permitió meter un pase cuchareando la pelota.

La victoria le da la posibilidad a Estudiantes de Caseros de dar el salto a cuartos de final de la Copa Argentina, si es que logran vencer a Real Pilar en octavos.