Para Bahillo quedó atrás el deterioro de la base electoral peronista

Valoró el acuerdo con Busti aunque minimizó su impacto en la ciudadanía en general. “Había que hacer una lectura de las elecciones de 2013 y 2015. Dejamos sectores de lado y se deterioró la base electoral”, remarcó. El desafío de provincializar.


Gualeguaychú es epicentro de esta disputa electoral. Del departamento son oriundos quienes encabezan ofertas electorales importantes: Juan José Bahillo en el peronismo, con la bendición de Gustavo Bordet; Atilio Benedetti, postulante de Cambiemos con la venia de Rogelio Frigerio; y Emilio Martínez Garbino, en la boleta del Partido Socialista.

En diálogo con Página Política, el precandidato de la Lista 2 “Somos Entre Ríos, hizo notar que también pasó en 2013 cuando “hubo un fuerte protagonismo del sur de la provincia con Pedro Guastavino (FPV) y Alfredo De Ángeli (PRO) por el Senado en una boleta que llevaba como diputados, en primer lugar, a Cristina Cremer pero secundada por Luis Leissa”, recordó Bahillo.

Mientras, el peronismo de Paraná pierde pie en las nóminas aunque, para el candidato, no hay en juego “cuestiones territoriales si no la construcción política que tuvo que ver con armar con todos los sectores del peronismo tal como fue la decisión política de Bordet”.

Sin peleas

Bahillo dijo que la campaña del oficialismo provincial ha buscado propiciar el contacto con las organizaciones sociales, los sectores productivos, comerciales, la sociedad civil.

“Vamos al Congreso con una propuesta que sostenga el crecimiento de Entre Ríos. No vamos a pelearnos con nadie sino a proyectar para la provincia y defender lo logrado”, resumió a su modo la propuesta.

Dijo que “cuesta trabajo” el mensaje oficialista que busca “provincializar” el debate electoral aunque “se va logrando”. “Lo tenemos que hacer porque es nuestra concepción de la política, queremos saber cómo están los entrerrianos, los vecinos, cómo está el trabajador y la economía de la región”, buscó redondear la consigna.
Lo que está en juego

Gustavo Bordet ha insistido en remarcar la necesidad de un triunfo peronista en Entre Ríos para mejorar las condiciones de provincia y municipios en la relación con la Nación al mando de Mauricio Macri.

Bahillo prefiere eludir “definiciones tan terminantes”. “La sociedad es muy dinámica, la política es muy volátil. Digamos que sería importantísimo un triunfo porque eso consolidaría el liderazgo de Bordet, le daría mejores condiciones para la gobernabilidad. Pero no hay que dramatizar”, apuntó.

“Me preocupa más lo que le pasa a la gente, más que a mí o a Bordet. Si logramos un triunfo, tenemos más posibilidades de sostener el desarrollo de Entre Ríos, la competitividad de las economías regionales junto con más oportunidad de trabajo, desarrollo y arraigo”, apostó Bahillo que, en cambio, aseguró que de lo contrario “se lograrán en el Congreso de la Nación mayorías para profundizar el ajuste, el achicamiento del mercado interno, el deterioro del trabajo y de la actividad económica”, advirtió.

Busti

Para Bahillo, no tiene impacto en el electorado en general la alianza del PJ con Jorge Busti con cuyo partido, el Frente Entrerriano Federal, se conformó “Somos Entre Ríos”.

“Se sabe que hay una alianza. Pero no se refleja en el contacto con las instituciones de la sociedad civil. Mientras tanto, a nivel partidario, en el contacto con la militancia, las básicas, los consejos departamentales, hoy por hoy se entiende que si se acompaña la lista de Bordet se avala su decisión de incorporar a Busti a este frente”, resumió Bahillo.

Defendió la decisión por cuanto supondría recomponer la base electoral peronista. “No podemos no hacer una lectura de lo que pasó en 2015 y también en parte en 2013. Fuimos dejando sectores del peronismo de lado, que fueron con otros partidos, y se produjo un deterioro en la base electoral del peronismo”, dijo.

Enfatizó que “hoy ya no hay excusas” en el marco de la interna. “El que gana protagoniza, porque conduce Bordet, y el que pierde acompaña. Y quiero rescatar el valor de la palabra. Se dijo que se armaría una lista con el mayor de los consensos posibles. Y el que no se sintiera contenido pueda dar la interna. Y se cumplió. En ese proceso estamos”, subrayó Bahillo.

El día después de las PASO

-¿Qué sucede al día siguiente de las primarias? ¿Cuál sería el primer movimiento en la relación con Barreto, Alasino, Vallori y los otros seis precandidatos?
-Será el momento de sentarnos a una charla. Con toda humildad, entendemos que nos va a ir bien en la elección, que vamos a ganar. Y desde esa humildad se convocará, se generarán las condiciones para que estos dirigentes puedan acompañar. Entiendo que la interna se está dando con madurez, con alguna rispidez propia de la elección pero con actitudes que van en el sentido del diálogo, del consenso.

Enjoy this blog? Please spread the word :)