Pitón reemplazará a Hornus en la obra de asfaltado de la ruta provincial 51

Se producirá una cesión de contrato entre empresas que permitirá retomar el proyecto en el corto plazo. Mañana en Irazusta estará Alicia Benítez, la titular de Vialidad, para asistir al trámite administrativo. Calculan una inversión superior a los 500 millones y un año y medio de trabajo.

«Hubo un acuerdo entre privados» afirmó hoy un funcionario de Vialidad vinculado a la, por ahora, paralizada obra de asfaltado del tramo Larroque – Parera de la ruta provincial 51. La decisión de Hornus de ceder el contrato en manos de Pitón, le resuelve un problema de tiempos al estado entrerriano, que venía evaluando romper la relación con la empresa de Basavilbaso y llamar nuevamente a licitación, lo que hubiera estirado los plazos varios meses.

Entre los que más celebró la noticia está Betina Hilt, la presidente de la junta -reelecta- que ahora gobernará la comuna por cuatro año más y verá otra vez encender la ilusión. «Estoy emocionada» comentó.  Ella hizo circular por las redes sociales la invitación a la cesión de contrato. «Mañana 22/11 a la hora 09 en la dependencia comunal, cito en la Estación del Ferrocarril se realizará el acto de Cesion de Contrato de Ruta 51.
Dicho acto se realizará con la presencia de la Directora de Vialidad Alicia Benitez, el Diputado Juan José Bahillo, Jefe zonal de Vilidad del Dpto Gualeguaychu Luciano Nani, Autoridades y Empresas».


No se puede imaginar este cambio de manos sin la presión o por lo menos, la sugerencia de las autoridades políticas. La demora en el avance de la obra, pese al cumplimiento de los pagos por parte del gobierno, provocó primero desilusión, inquietud y luego impaciencia. En el plazo que Hornus ni siquiera pudo terminar los 10 kilómetros que le correspondían entre Larroque e Irazusta (cinco los hizo Pitón) , la empresa de Gualeguay empezó y terminó los 12 kilómetros del acceso a Aldea San Antonio.

Era natural que Pitón se hiciera cargo, la capacidad operativa es incomparablemente superior a la de Hornus y a priori garantizará que la carrera contra el tiempo, la inflación y los recursos den mejores resultados.

En este tiempo, los 230 millones del presupuesto oficial para los dos tramos son una lejana referencia de los precios de hace casi tres años, ahora se estima que harán falta más de 500 millones para concluir lo que queda, donde hará falta mucho material de relleno, cientos de miles de litros de gasoil y hacer frente al costo del asfalto, sometido a los vaivenes del dólar y al valor internacional del petróleo.

El plazo de ejecución se estima en 18 meses aproximadamente y dependerá de lo climático, es decir, de como venga el invierno, especialmente el de 2020. La idea de Pitón es hacer pie rápidamente, sentar base en diciembre y comenzar fuerte desde enero.