Por el aislamiento social la colecta local de Cáritas cambiará de modalidad


Por razones sanitarias esta vez no se hará la recorrida domiciliaria pero se podrá colaborar llevando donaciones de alimentos y dinero a cualquiera de los 11 puntos de referencia fijos distribuidos en toda la ciudad. Ya se distribuyeron alcancías en algunos comercios.

 

 

 

La buena decisión de no exponer a los niños que forman parte de las ramas menores del grupo Scout San Isidro Labrador, que todos los años colaboran con la entidad parroquial en la colecta anual, ha hecho repensar la manera en que la comunidad pueda expresar su habitual capacidad de dar.

Por eso, en la instrumentación de la campaña solidaria a realizarse este próximo sábado 13 de junio, se decidió organizar lugares fijos en 11 puntos de Larroque, en los que se podrán aportar lo que cada uno puede, sea alimento, dinero, ropa o frazadas, todo vendrá bien.


Hay que saber que salvo el dinero, que se distribuirá en partes iguales entre las escalas de Cáritas Parroquial, Diocesana y Argentina, todo lo demás se administrará y distribuirá entre las familias que necesitan la asistencia.

Dependiendo de lo que haga falta, todos los meses la entidad parroquial destina un monto que se ha ido incrementando con el correr de la inflación y que últimamente supera los 4.000 o 5.000 pesos mensuales. El dinero sirve para comprar lo necesario para confeccionar los bolsones que tienen alimentos prioritarios como arroz, harina, fideos, puré de tomate, aceite y azúcar.

Además del mapa con los lugares de recepción de donaciones, se dispuso el número de celular 3446 558003, que pertenece a Damian Elena, Jefe del Grupo Scout, para aquellas personas que no puedan acercarse a esos sitios, para que soliciten a los chicos de las ramas superiores del grupo, a que retiren los productos o el dinero que quieran donar.