Por la fuerte baja en las temperaturas, habrá cortes de gas a industrias


Como primer paso, se cortará el suministro que las plantas fabriles contratan como interrumpible. De todas formas, la merma en la actividad industrial, atenuaría el efecto de las restricciones al consumo de gas.

gasnaPor la fuerte baja en las temperaturas que se registra desde ayer en todo el país está previsto que hoy comiencen las restricciones en el consumo de gas a las industrias. Como primer paso, se cortará el suministro que las plantas fabriles contratan como interrumpible, estimándose que recién a última hora se definirá si es necesario aplicar más limitaciones, incluyendo parte del fluido que las grandes empresas tienen pactado como firme.
De todas formas, la merma en la actividad industrial, que registra 20 meses consecutivos de baja, atenuaría el efecto de las restricciones al consumo de gas.
Según el diario Ámbito Financiero, la situación renovará la polémica por los criterios con que se reparte la disponibilidad del energético entre los que creen que las limitaciones deberían distribuirse entre todos los consumidores, y los que privilegian el uso del producto en los hogares. Dentro de esta última posición, se considera que el aumento de la demanda residencial se verifica en un período breve durante el año, y que las plantas fabriles pueden encontrar fuentes alternativas de energía para ese momento, mientras los hogares carecen de otras alternativas para calefaccionarse.

Consumos
Los datos oficiales revelan que entre 2004 y 2014, el consumo residencial aumentó un 46%, el de las industrias un 11%, el de las centrales térmicas que producen electricidad un 40% y el de los comercios, organismos oficiales y empresas de servicios un 19%. Entre las mismas fechas el consumo total a nivel país subió casi el 30%, mientras que la importación llegó a representar en 2014 el 22% de ese gas.


No obstante, durante el año pasado el consumo de los hogares tuvo una leve disminución del 3,6% debido a que el invierno fue el menos frío de los últimos años. Como consecuencia, la industria y las centrales eléctricas tuvieron algo más de gas disponible.
Por lo general, las mayores restricciones a las plantas fabriles se aplican en julio, cuando se registran varios días seguidos de temperaturas muy bajas y se corre el riesgo de que el sistema pierda presión si no se baja en volumen importante la demanda de la industria. En esos días las fábricas suelen recibir un mínimo técnico de gas aun cuando contratan un servicio para todo el año. Pero los cortes a interrumpibles empiezan a registrarse desde mayo, como sucede ahora.

Este invierno los consumidores residenciales sentirán todo el impacto del ajuste de tarifas que se aplicó el año pasado, porque en los meses de invierno, que son los de mayor consumo, se pagará con el incremento total que en 2014 sólo rigió a partir de agosto, ya que las subas se escalonaron en tres etapas bimestrales desde el 1 de abril. En tanto, sigue vigente la posibilidad de no pagar con esos aumentos para los que ahorren un 20% con relación a igual bimestre del año pasado, o con el 50% de la suba para los que consuman entre 5% y 10% menos.

Falta saber si este año volverán a aplicarse las bonificaciones sobre el costo del gas importado que se renuevan cada mayo para los usuarios residenciales y se mantienen hasta septiembre.