Por tercera vez: Sportivo tiene la llave en la mano para volver a primera

Como en 2011 con Jorge Riolfo y en 2015 con Fabian Esquivel, el domingo intentará con Marcelo Morison retornar a la divisional mayor del fútbol departamental definiendo la llave ante Cerro Porteño. El domingo pasado empataron sin goles en Pueblo Nuevo. La crónica de Daniel Villagra de Pasión Azul.

 


Foto de Diario El Argentino.

Sportivo Larroque es un fruto que madura cada cuatro años y otra vez parece que está listo para cosechar, siempre en el campo propio. En realidad, en 2011 llegó a primera en su primer año en el torneo de ascenso, tras quedarse con las finales ante Black Ríver, pero cuatro primaveras después trituró a Isleños Independiente y volvió a la máxima categoría.

Ahora enfrentará a un rival que también tiene sed de gloria y que intentará con todas sus fuerzas cruzar la barrera del ascenso, por lo que no será un rival fácil. De hecho no lo fue en el primer choque y la crónica de Daniel Villagra, de Pasión Azul, da cuenta de la paridad del partido:

El domingo se juega la segunda final en Larroque


Daniel Villagra entrevistando a Santiago Mettler.

El Azul se trajo un importante empate de Pueblo Belgrano


En un encuentro sin brillo pero de trámite intenso, Cerro Porteño y Sportivo Larroque empataron sin goles en Pueblo Belgrano. Hubo tres expulsados, dos para local, Martínez y Auer, Bultinch para el Azul. Linda fiesta se vivió en la cancha azulgrana con importante cantidad de espectadores. Discreto arbitraje de Retamal. El domingo desde las 17 horas se juega la segunda final en el Victor Santángelo

El domingo se vivió una fiesta en Pueblo Belgrano. La primera final fue empate entre Cerro y Sportivo y el fin de semana desde las 5 e la tarde será el encuentro definitorio que confirmara quien seré el que acompañará a Sud América en la divisional mayor.

No se sacaron ventajas ninguno de los dos en esta emotiva primera final, ni en el resultado ni en el juego. En un encuentro discreto pero emotivo e intenso, fue un tiempo para cada uno. Cerro que mostró actitud en la primera mitad y, con pelotazos al área de Martínez, puso en jaque al uno Azul.

Sportivo se mostró dubitativo y confuso para atacar y solo logró tener una posibilidad con pelota parada. Cerro sin ser brillante tuvo las mejores posibilidades teniendo en Oroño y Pereyra las cartas ofensivas mas peligrosas, como el cabezazo del nueve que entre Vela y Martinez salvaron en la linea.

El partido se volvió friccionado, con mucho roce y Retamal recurrió a las amarillas para cortar el juego intenso, algo que traería consecuencia en la segunda etapa para los dos. Vela incomodo en su posición mas luchador que jugador no gravitó, La Palma sin ser abastecido, solo Bultinch intentó bajar unos metros e intento jugar con criterio.

El segundo tiempo se vio un Sportivo mas decidido pero sin querer descuidar el fondo. Con poco fue más que Cerro que perdió peso en la mitad de la cancha. Sportivo creó un par de situaciones que hicieron lucir a Gallay.

El partido volvió a entrar en terreno de fricción y empezaron a aparecer las rojas. Se fue Martínez a las duchas por juego brusco y luego Auer en una disputa de balón en Cerro. Luego Bultinch fue expulsado por reaccionar en Sportivo.

El local creo alguna situacion vía Pereyra. Un cabezazo de anticipo que se fue cerca y Sportivo sin claridad tuvo alguna más como la de Gómez que solo ante el arco y de cabeza tiró la pelota afuera.

El domingo se jugará la segunda final en el Victor Santangelo. Con la obligacion del Azul de hacer valer su localía para confirmar el ascenso. Será un encuentro de dientes apretados, donde la mayor actitud y el convencimiento de ganar de cada equipo será lo que los pueda llevar a la victoria.

Se espera mucha gente que acompañará a los dos bandos. Y se volverá a vivir otra fiesta del fútbol. El pitazo final mostrará se el color que pintara la jornada, será el azul de Sportivo o el azulgrana de Cerro Porteño.

Dos equipos que con actitud, garra, fútbol y corazón, mostraron a muchos, otra vez, que nadie es «punto»en esta disciplina. No eran los candidatos para muchos, sin embargo, ahí están jugando una final y demostrando lo ilógico que puede ser el fútbol cuando se minimiza al rival.

La fiesta será en el Victor Santangelo el domingo desde las cinco de la tarde, de ahí saldrá el equipo que el año que viene jugara en la divisional A de nuestro departamento.