Previsión y adaptabilidad, los ejes del buen momento de FAMET

Sergio De Luca fue entrevistado por Martín Oleinzak y contó cuáles son las fortalezas que ayudan a mantener un buen nivel de actividad. Habló de los beneficios que logró la empresa una vez que se integró a ADIMER.


El dirigente de empresas y desde la última asamblea de la asociación de industriales Metalúrgicos de Entre Ríos, vice presidente de esa entidad, narró ante la cámara de X Más TV cual es la actualidad de su emprendimiento y la flexibilidad que han conseguido para que esta industria metalmecánica larroquense, sea una de las más fuertes en su rubro en el sur entrerriano.

Explicó que están más volcados al servicio metalúrgico que a la producción, con una manera de trabajo flexible que busca dar soluciones completas a sus clientes. No hay misterios, la clave está en el personal, en su mayoría con capacidad para adaptarse a todo tipo de tareas. Es un plantel que se ha formado con el foco puesto en gestionar una de las variables más importantes, el recurso humano, lo que ha mejorado la capacidad de trabajo y disminuido los litigios laborales hasta prácticamente extinguirlos.

Como miembro de ADIMER, De Luca considera que es uno de los ejes sobre los cuales FAMET ha seguido creciendo, brindando certezas y eliminando imprevistos. Opinó que estar en la cámara le permitió ver el negocio de otra manera, obteniendo en la interacción con otros colegas, información de primera mano, lo que es una herramienta clave para resolver partitarias, cotizaciones y hablar sobre la problemática común del sector.

Valoró de la misma manera estar nucleado a ADIMRA, la asociación de alcance nacional, que también le asegura datos a diario que le favorece para tomar decisiones correctas.

Se refirió a la relación con los sindicatos, y lejos de criticarlos, consideró que son útiles y que sirve de control para hacer las cosas mejor. Llegó a decir que la buena relación con  la UOM llegó al punto que ese gremio metalúrgico, se ofreció como mediador en un caso de conflicto laboral.

Cuando analizó los últimos años de trabajo y los vaivenes de la actividad, apuntó a lo que fue un período crítico, que fue el de las demandas laborales, que en los últimos días se puso sobre el tapete, luego de declaraciones relacionadas del presidente Mauricio Macri. “Todos sabemos que (las demandas laborales) están a la orden del día. Las leyes no acompañan y hay una gran cantidad de abogados que están dando vuelta, esperando la oportunidad para llenarles la cabeza al personal, para hacer plata fácil a través de un juicio. Nosotros hemos superado esa etapa pero en el grueso de los colegas es un punto muy embromado y la manera de superarlo es capacitándose y poniendo gente a laburar con los empleados”.

Por último señaló que esperan mantener a los últimos empleados que han tomado en el último tiempo e incorporar más equipamiento para poder encarar obras más grandes.

Enjoy this blog? Please spread the word :)