Realizaron un lapidario diagnóstico de las gestiones de Urribarri


El Comité de Crisis de la producción entrerriana realizó una conferencia de prensa frente a Casa Grís donde se leyó un duro documento que explicó cómo las gestiones de Sergio Urribarri atentaron contra la producción y economías regionales.


campocaEl Comité de Crisis de la producción entrerriana realizó una conferencia de prensa frente a Casa de Gobierno donde se leyó un duro documento que explicó cómo las gestiones de Sergio Urribarri atentaron contra la producción y las economías regionales. Ante la asunción de Gustavo Bordet como gobernador, los referentes se mostraron optimistas y abiertos al diálogo.

Como con una bocanada de aire fresco “el fin de un ciclo”, fue lo que remarcaron los integrantes del Comité de Crisis, quienes realizaron una puesta en escena en la explanada de Casa Gris para celebrar la conclusión de ocho años de un kirchnerismo duro que atentó contra las economías regionales, fomentó la concentración de la tierra, desincentivó la rotación de los cultivos y forzó a pequeños y medianos productores a abandonar su actividad.

“Hoy queremos cerrar un ciclo que comenzó en 2008 enfrente a este edificio que llevó casi 90.000 productores a la desaparición; que nos generó muchos dolores de cabeza de un lado y del otro”, dijo a esta Agencia el director del tercer distrito de Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guia, quien aclaró que también quieren “abrir el ciclo hacia el nuevo gobierno de Gustavo Bordet”.

“Nosotros hicimos este manifiesto para cerrar una etapa que nos trajo muchos problemas y esperamos que, a partir de ahora, sea un diálogo fructífero, sincero y cierto”, dijo el dirigente agropecuario entrerriano, quien auguró que esperan que el Comité de Crisis se llame de otra forma el año próximo: “que no se defina más como comité de crisis sino un comité para comenzar el desarrollo de la actividad productiva de Entre Ríos”. En ese sentido, Guia comentó que el espacio continuará, ya que argumentó: “es necesario que sigamos juntos en pos del bienestar no sólo de los productores sino de la sociedad en su conjunto y, sobre todo, de los pueblos del interior”.

Por su parte, el presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), Edelmiro Oertlin, dijo que esperan que el nuevo gobernador “no cometa los mismos errores que cometió Urribarri”, ya que necesitan que la provincia “se desarrolle y para que haya un desarrollo adecuado y orgánico”, ya que advirtió: “si seguimos en estas circunstancias la sociedad se verá más perjudicada de lo que está en este momento”.


“Espero, deseo, que este nuevo gobernador tenga la visión y la claridad conceptual que le permitan tener una perspectiva amplia en la que antes de tomar medidas convoque a los actores que involucrará”, subrayó.

El manifiesto del sector agropecuario

El documento del Comité de Crisis del sector productivo que se leyó en la explanada de Casa de Gobierno, de frente al histórico edificio, realiza un balance de la “difícil situación derivada de políticas aplicadas al sector productivo por un gobierno provincial que finaliza su gestión”.

En ese sentido, explica que “se va un gobierno que eligió defender a una gestión nacional que propició la concentración permitiendo la desaparición de centenares de productores comprovincianos, producto del cierre de las exportaciones agropecuarias, permitiendo una enorme transferencia de los más pequeños a los más poderosos de la cadena; que defendió la aplicación de retenciones, dejando sin rentabilidad a los que arriesgan en la producción; que pretendió enfrentar a la sociedad con los productores; que propició la sojización en desmedro de los demás cultivos, atentando contra la rotación y el cuidado del suelo; que poco hizo por la infraestructura al servicio de la producción, con puertos inactivos caminos y rutas mal atendidas”.

Además, lamentaron que la gestión de Urribarri negó el crédito a sus productores, quienes no piden nada subsidiado, sino que están acostumbrados a ganarse el pan con el sudor de su frente”, lo que genera que habrá menos producción “que afectará negativamente, sin dudas, a la economía entrerriana”.

“Se va un gobierno que dejó en claro lo que no se debe hacer desde el poder con un sector dinámico generador de riquezas que derrama en el resto de la sociedad; que olvidó que lo más importante de la producción es quiénes producen, sus familias, su generación de trabajo y agregado de valor, es decir, el factor humano en el proceso productivo”.

Cuando Urribarri “necesitó financiar su gasto excesivo no tuvo ningún miramiento en aumentar los impuestos, como si este sector fuera un tarro sin fondo, donde se puede obtener todo lo necesario y sin ningún costo”, advirtieron y remarcaron que la gestión “transfirió al poder central hasta las más elementales decisiones, anuló el federalismo y propició las prácticas unitarias”.

Ante ese diagnóstico, precisaron que cuando el Comité solicitó soluciones “se limitó a dilatar, engañar, dejando a la buena del azar a empresas y productores endeudados, sin ninguna respuesta sólida y eficiente. Como si el problema fuera de otro y las personas que quedan sin trabajo producto de ésta situación no importaran”.

“Hoy se abre un nuevo ciclo aspiramos y deseamos tener un dialogo franco y fructífero con las nuevas autoridades, basado en la buena fe y alejado de engaños que defienda en serio, la producción entrerriana, haciendo más normal la vida, sin gritos y actitudes autoritarias”, desearon, por lo que convocaron a las nuevas autoridades “a elaborar objetivos a mediano y largo plazo, comprometidos seriamente con este sector, que tenga como fin supremo la calidad de vida no sólo de los participantes de esta cadena sino, también, la sociedad en su conjunto”.

Fuente: AIM Digital