Recuerdan la Ordenanza que establece la obligatoriedad de limpiar los terrenos baldíos  


La Municipalidad de Larroque recuerda la Ordenanza 020/2020 que establece la obligatoriedad de mantener “los terrenos baldíos y/o en ocupación dentro de la planta urbana, libre de cualquier tipo de basura, malezas, pastizales, leña, escombros, chatarras, o cualquier otro elemento que signifique un peligro real o potencial a la salud y medio ambiente y/o daño a la comunidad”.  

La reciente Ordenanza, explica que “terreno baldío”, es “toda porción de tierra cercada o no, sin construcción o parcialmente construida que se encuentre en estado de abandono”.

En ese sentido establece además que será “obligación de los propietarios frentistas mantener las veredas libres de cualquier tipo de basura, maleza, pastizales, leña, escombros, chatarras, o cualquier otro elemento que signifique un peligro para la salud pública”.


En tanto el incumplimiento de la Ordenanza “será considerado infracción y multa” y deberá “proceder a la inmediata limpieza”, no obstante “transcurridos los 5 días hábiles el municipio quedará facultado para proceder a la limpieza desocupación o remoción de los materiales o elementos existentes en el lote baldío, con costo a cargo del propietario”.

En los argumentos esgrimidos da cuenta de las inquietudes de los vecinos, principalmente “ante la alerta sanitaria sobre los casos de dengue”, como también “la importancia de evitar la proliferación de roedores, insectos, animales ponzoñosos, y otras alimañas”.

No duda en manifestar que “tener terrenos baldíos en estado de abandono implica la invasión de malezas y basura en donde abundan roedores, insectos y alimañas que actúan como vectores o transmisores de enfermedades zoonóticas que atentan contra la salud pública”, como la posibilidad de estar “proclive a los malos olores que puedan surgir ocasionalmente y al riesgo de incendios ante la seca de pastizales o acumulación de residuos”.


En tanto ratifica “promovemos un municipio saludable y la basura que se encuentra en esos lugares no condice con el propósito de vivir en una ciudad limpia”.