Recuerdan las medidas para prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono en el hogar

El Ministerio de Salud recordó las medidas para prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono. Este tipo de envenenamientos, potencialmente mortales, suelen aumentar en época invernal ya que el gas se produce por la combustión incompleta de productos utilizados para calefaccionar los hogares.

Atendiendo a que en época invernal suele registrarse un incremento en los casos de intoxicaciones por monóxido de carbono, desde el Ministerio de Salud se brindaron recomendaciones para su prevención: La limpieza periódica de los equipos de calefacción y controlar que los ambientes del hogar estén bien ventilados son las principales medidas preventivas.

“En la provincia de Entre Ríos hubo 98 casos de intoxicaciones por monóxido de carbono en el año 2017, y en lo que va del año han sido denunciados más 20 casos”, informó la responsable del Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológica (Ciaat) de la Dirección de Epidemiología, Analía Corujo. La especialista recordó que este gas que no tiene color, olor, ni es irritante, es responsable de intoxicaciones potencialmente mortales, especialmente en época invernal ya que se forma por la combustión incompleta del gas natural, leños, nafta, kerosene, papel y otros productos de uso común en los hogares.

El gas puede afectar tanto a personas como a animales, siendo especialmente susceptibles niños, embarazadas, ancianos, personas con enfermedades cardíacas, respiratorias o anemia y las mascotas.

“La intoxicación se produce al inhalar el gas, pero como tiene síntomas y manifestaciones similares a los de otras enfermedades puede ser de difícil diagnóstico”, explicó Corujo. Por lo tanto se instruye a los equipos de salud de hospitales y establecimientos de atención primaria a estar atentos para identificar cuándo están en presencia de un caso de intoxicación: “Se debe sospechar de intoxicación por monóxido de carbono cuando una o varias personas que están en un ambiente cerrado presentan al mismo tiempo algunos de sus síntomas como dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, palpitaciones y depresión del sensorio”, indicó la referente.

Recomendaciones para prevenir intoxicaciones
En principio, todos los artefactos domésticos que funcionen con combustible o gas (como estufas, calefones y calderas) deben ser instalados y revisados periódicamente por personal matriculado; y se debe revisar que siempre mantengan libres las salidas al exterior.

También se recordó que no deben instalarse calefones a gas dentro de los baños y si ya se encuentran en esa ubicación, hay que llamar a un gasista matriculado para reubicarlos.

En todo momento debe haber algún espacio abierto para permitir que circule el aire, especialmente mientras esté encendida la calefacción; y si la llama de cualquier artefacto encendido no es de color azul, hay que apagarlo de inmediato y llamar al servicio técnico para que lo revise.

No se deben utilizar el horno o las hornallas de la cocina para calefaccionar el hogar; y aquellos casos donde se utilicen braseros o estufas a kerosén, tener presente que tanto al momento de ser encendidos como al apagarlos se deben retirar al exterior. Además, las chimeneas del hogar y sus tirajes deben ser mantenidos y limpiados anualmente.

Tampoco se deben mantener encendidos los motores de los vehículos en sótanos o garajes cerrados; ni dejar niños o mascotas en vehículos con el motor encendido en espacios cerrados. Finalmente se recomendó inspeccionar regularmente los caños de escape de los autos para detectar defectos.

Tratamiento
En torno al tratamiento, Corujo precisó: “Lo primero que se debe hacer es retirar a la persona afectada del ambiente contaminado para que pueda respirar aire fresco y trasladarla al establecimiento de salud más cercano, aun cuando no haya pérdida de conocimiento”.

Ya en el hospital se le administrará oxígeno y posteriormente se hará una interconsulta con un Centro de Intoxicaciones para el seguimiento del paciente.

(Prensa Ministerio de Salud)