Ricardo Taffarel relata cómo se vive en la frontera cada vez más cercana del coronavirus


Radicado en Verona, al norte de Italia, el larroquense describió la sensación de vivir cerca de la zona donde se han detectado varios casos de la enfermedad que surgió en China y que se propaga por todo el mundo. Toman medidas de higiene y cuenta que en los supermercados aumentó la demanda por el temor a que se extienda la prohibición de transitar.

 

 

Para abordar el tema sanitario del que hoy habla todo el planeta hay que tratar de hacer equilibrio entre la información y la prevención para no caer en el tremendismo. Si bien hay estadísticas que insisten que muere más gente de las complicaciones de la gripe estacional que del nuevo vector, qué mejor que consultar a alguien que vive cerca del límite actual del norte de Italia, la región de donde vienen los ancestros europeos de muchas familias larroquenses, para saber cómo se vive allí ahora y en todo caso prepararnos para lo que nos puede tocar.

Ayer Ricardo Taffarel, desde la comuna de Lugo, en la región de Verona, contó que él vive a una hora de Lombardía y Véneto, donde más se está sintiendo los efectos del virus y por lo que describe, de manera bastante importante: «Hoy hay 650 personas contagiadas, 45 ya se curaron y hay 17 fallecidos, todas personas que tenían problemas y mayores de edad». Las personas no todas están en el hospital, muchos están en «cuarentena en casa» y no deben salir por 14 días de sus hogares»

Ricardo comenta que el temor por lo que pueda pasar hace que muchos se estén previniendo y comprando alimentos por si les toca estar encerrados «la gente tiene miedo, vaciaron los supermercado» asegura. En su caso han procurado elementos desinfectantes y algo de comida. «Visto lo que esta pasando en china es mejor prevenir». Igualmente dice que por ahora no hay mayores dificultades en conseguir alimentos «pero vas a algunos supermercados y te encontrás con muchos estantes vacíos». Destaca que a pesar de la alta demanda los precios no han subido.


En cuanto a las medidas que ha tomado el gobierno, Ricardo dice que han sido excelentes. «Enseguida cerraron las escuelas, los lugares donde frecuenta más gente como los eventos deportivos». Señala que, por ejemplo, en las iglesias o en las ceremonias de sepelios o situaciones similares sólo entran 20 personas. Donde está declarada la presencia del virus no dejan entrar ni salir» remarca.


Una foto del invierno de 2019 tomada desde la casa de Ricardo en Lugo, con Sant’Anna d’Alfaedo de fondo.


Contagio
De acuerdo a lo que sabe y se comenta en esa zona, Taffarel describe que «el contagio no se produce porque tocás una cosa que alguien enfermo haya tocado antes. Más que nada se tramite si hablas con una persona portadora del virus de muy cerca, al menos dicen que tenes que estar a 2 metros»

La información oficial
El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ha dejado un balance de 17 muertos y 650 personas contagiadas en Italia, según ha informado este jueves a última hora el comisionado extraordinario para la emergencia del coronavirus, Angelo Borrelli.


“El número total de personas que dieron positivo a la prueba alcanzó 650. La cifra de muertos se actualizó: nos informaron desde Lombardía de tres muertes, todas eran personas mayores de 80 años”, ha manifestado Borrelli en una rueda de prensa.

El nuevo balance supone un aumento de tres víctimas mortales y de 122 casos frente a la cifra anterior, tal y como señala el diario local ‘La Repubblica’.

Por otra parte, un total de 45 pacientes han recibido el alta médica, tal y como ha indicado Borrelli, que ha matizado que al menos 40 son de la región norteña de Lombardía.

El resto de contagiados se reparten en Veneto, Emilia Romaña, Liguria, Las Marcas, Lazio, Sicilia, Toscana, Campania, Piamonte, Trentino Alto Adigio y también se registró el primer caso en Abruzzo, una persona que había estado en la zona aislada de Lombardía.

También el miércoles se notificó que los tres casos registrados a principios de febrero en Lacio, dos turistas chinos y un investigador evacuado de Wuhan, también se habían curado.
El Jefe de la Protección Civil especificó que la mayoría se encuentran en aislamiento domiciliario, mientras 159 están ingresados y 37 en la unidad de cuidados intensivos.

Ante este brote de coronavirus en Italia, Protección Civil está empleando cerca de 774 personas para gestionar la emergencia y también cuentan con 800 voluntarios, apuntó Borrelli. Se informó de que han tomado la temperatura a 3 millones de pasajeros en los aeropuertos y a cerca de 100.000 en los puertos.

El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China, ha provocado la muerte de más 2.811 personas y suma ya más de 82.450 afectados en todo el mundo.