Rolando Elena y su rastojero hacen de las suyas en Córdoba

El copoblano se trasladó con su máquina modelo 62 hasta la provincia mediterránea para compartir hasta mañana el encuentro de la marca junto a otras 47 máquinas, muchas de ellas de colección. Hoy rindieron homenaje al padre del Rastrojero, fallecido en diciembre del año pasado.

 

rastrojerogHasta su parodia del Papa, que Roly popularizó en la última peregrinación a Luján, se convirtió en uno de los atractivos del encuentro de Rastrojero en Córdoba. Allí, el coleccionista larroquense, que restauró su auto doble cabina con caja modelo 62, desplegó su histrionismo delante de varios fanáticos de la marca.

Hoy, cuando por su celular resumió lo realizado durante el día, comentó que comenzaban la caravana desde el museo de la industria rumbo al estadio Mario Kempes, todo en la ciudad capital, para seguir con las actividades que se prolongarán hasta mañana.

Elena dijo que su auto fue sometido a un análisis por los viejos ingenieros responsables del armado de los vehículos hace más de medio siglo, quienes determinaron que su “Rastro” tiene más del 92 por ciento de originalidad. Ese reconocimiento le valió la entrega de un diploma y material bibliográfico sobre la historia de la marca. El marco de emotividad lo puso el homenaje a Raúl Gómez, el ingeniero que ideó los primeros modelos de la marca, fallecido hace unos meses, ante la presencia de otros contemporáneos que compartieron aquellos inicios.

El Rastrojero y su leyenda, en Córdoba

Se realiza hasta mañana el “tercer encuentro nacional”. Se muestran verdaderas piezas de colección.

Por Héctor Brondo Una flota pintoresca del utilitario argentino por excelencia, el Rastrojero Diésel, pasea la leyenda de ese emblema mecánico por calles y rutas cordobesas. Fanáticos de distintos puntos del país participan desde ayer en el “Tercer Encuentro Nacional del Rastrojero”, que durará hasta mañana.

El Estadio Mario Kempes fue el punto de concentración de los adoradores de la mítica pick up, que se fabricó hasta 1979. Al traquetear característico del motor del gasolero, la carava¬na partió rumbo a Villa Carlos Paz, en horas de la siesta. Lo hizo a marcha lenta por el camino que hilvana a Villa Warcalde, Saldán y La Calera, entre otros pueblos serranos.

En el camping que el Automóvil Club Argentino (ACA) tiene junto al lago San Roque en el principal destino turístico de la Provincia, los cultores del modelo pionero de la industria automotriz local se juntaron a intercambiar anécdotas relacionadas con la pasión que los une.
En el campamento expusieron sus “joyas” al público durante la tarde y a la noche compartieron un asado en el quincho del predio. Hoy regresaron con las máquinas a la ciudad de Córdoba porque a las 11 tuvieron una cita de honor en el Museo de la Industria (Libertad 1130, barrio General Paz): donde realizaron el descubrimiento de una placa en homenaje al ingeniero Raúl Gómez, “el padre de la criatura”. Este chaqueño –que había nacido en Roque Sáenz Peña en 1924– fue quien desarrolló el prototipo del Rastrojero.

El entonces ministro de Aeronáutica, brigadier Juan Ignacio San Martín fue quien le propuso el desafío. Gómez cumplió de manera satisfactoria con el pedido. Trabajó con denuedo en los bancos de ensayo de motores a pistón y reacción de Industrias Mecánicas del Estado (Iame), planta fabril creada en 1952, a la vera de la ruta 20, donde hoy funciona la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea). El creador de la leyenda mecánica murió en diciembre del año pasado en Rosario. Amaba esa ciudad, donde completó los estudios primarios y secundarios en la Escuela Industrial de la Nación, de la que egresó con el título de técnico mecánico.

Invitado de lujo
En el homenaje que rendirán a Gómez en el Museo de la Industria estuvi presente el ingeniero Félix Sanguinetti, otro de los artífices de aquel triunfo de la industria automotriz argentina. Al mediodía, los fans del Rastrojero compartieron una choripaneada y posteriormente se proyectaron audiovisuales y se ofrecieron charlas sobre el mítico utilitario.

Mañana, los participantes del encuentro nacional se concentrarán nuevamente en el Estadio Mario Kempes, alrededor de las 10. Desde allí partirán hacia Fadea (avenida Fuerza Aérea 5500), cuna del Rastrojero, donde pondrán el punto final a la reunión de tres días.

Defunción por decreto
El modelo Rastrojero Diésel se lanzó al mercado en agosto de 1954.
El utilitario alcanzó su momento de apogeo en 1975, cuando de cada 10 pick up diésel que se vendían en el país, ocho eran rastrojeros. Sin embargo, el 22 de mayo de 1979, por decreto del entonces ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz, la producción del utilitario y sus autopartes fue suspendida para siempre.