Rubén Fiorotto: Balance y expectativas de 2018 de un emprendedor larroquense

El socio gerente de Galvid, la empresa de galvanizado por inmersión en caliente, dividió 2018 entre la incertidumbre que provocó la disparada del dolar y luego cierta estabilidad que calmó un poco las turbulencias. Se declaró optimista y dijo que hay señales de mejoras en la economía.

 


«Fue un año raro» evaluó Fiorotto a 2018 «sobre todo en el segundo semestre» que quedó marcado por el cambio del valor del dólar» que generó muchas indefiniciones. Opinó que «mucha gente que tenía ganas de hacer cosas y no se animaba porque no sabía que iba a pasar».

Asimismo se lamentó que «aparecieron los oportunistas de siempre que son los que desestabilizan nuestra economía regional y a nuestra economía de corto plazo. «Pedís un precio y no te lo quieren dar por el dólar, o te lo remarcan y mucho más de lo que fue la «disparada» del tipo de cambio».

El ingeniero señaló que «por supuesto también aparecieron los aquellos que le cuesta pagar, que hacen la cadena un poco más larga». Reconoció que la suituación se estabilizó un poco más al finalizar el año y consideró que «el año que viene yo creo que en la primera etapa va a seguir igual, sobre todo por el receso de las vacaciones».

En ese sentido destacó que «algunos se van a animar un poco más, yo soy muy optimista y creería que que va a mejorar, hay muchas muchas pautas de que lo más complicado de la economía empieza aflojar».

Para que las posibilidades de recuperación sean mayores, Fiorotto espera «que no sigan subiendo los servicios y esas cosas que nos afectan a nosotros, a las a las pymes, a las empresas chicas».

Por último remarcó que «seguiremos luchando como venimos siempre; esperamos que el 2019 se piense más en las pymes y ahí vamos a arrancar. Les deseó Feliz año y bueno que tengan un buen comienzo de año»