Sanduba llegó a Rosario y esperan abrir cuatro sucursales más

La empresa del larroquense Feliciano Zantedeschi y su esposa, la brasileña Camila Castro. desembarcó en Rosario y por medio de una franquicia abrió su octava sucursal. Está ubicada en la esquina de Paraguay y San Lorenzo, un lugar histórico y céntrico a 10 cuadras del monumento a la bandera.

A Feliciano y Camila se les está dando eso de crecer por medio de franquicias, algo que comenzaron a diagramar desde que idearon Sanduba. En varios medios rosarinos se reflejó la novedad de la apertura en la esquina céntrica y en los reportes se cuenta brevemente la historia:

Feliciano Zantedeschi y Camila Castro se conocieron en un viaje que duró casi dos años por Nueva Zelanda y el sudeste asiático. A partir de entonces nunca se separaron. Él argentino, ella brasileña, se convirtieron en una pareja emprendedora en febrero de 2010, cuando abrieron el primer Sanduba, armando sándwichs y ensaladas, comenzando así una cadena fast food de sándwiches y ensaladas que ya posee siete locales en distintos puntos de la Argentina, una unidad Food Truck y recientemente abrió un local más en Rosario, en la histórica esquina de Paraguay y San Lorenzo.

Así, inauguraron el primer local en Concepción del Uruguay (Entre Ríos). El socio fundador cuenta que el funcionamiento actual de la empresa respeta bastante la idea original del negocio: «Siempre pensamos en crecer por medio del sistema de franquicias». De acuerdo a él, el principal diferencial de Sanduba (que significa «sándwich» en el lunfardo brasileño) se basa en la oferta de comidas equilibradas y saludables a un precio justo. «Misturamos las culturas culinarias de Brasil y la Argentina, combinando muchas verduras y varios tipos de carne, para dar lugar a comidas balanceadas en cuanto a proteínas, verduras y carbohidratos. Prestamos especial atención a la selección de los ingredientes, frescos y naturales», explica Zantedeschi. El resultado: una propuesta con un formato fast food, pero con una impronta saludable y gourmet, donde el cliente arma su sándwich o ensalada eligiendo los ingredientes.

El emprendedor considera que, en épocas de crisis como la que atraviesa la Argentina en el presente, uno los rubros que más crece es el de comidas rápidas. «Si a eso se le suma que nuestras opciones son sanas, a diferencia de las de la competencia (mayormente, las grandes cadenas extranjeras), tenemos un gran potencial por explotar», agrega. Sanduba resuelve un problema alimentario que preocupa a mucha gente que tiene rutinas apuradas en su día a día.

El público está compuesto fundamentalmente por oficinistas. «Tratamos de resolverles el almuerzo con una alimentación sana y que sea accesible para ellos desde el punto de vista económico», dice, y aclara que apuntan a que el cliente consuma la marca al menos tres veces a la semana.

«Pero no sólo buscamos solucionarles los almuerzos a nuestros consumidores. También queremos servirles en todo momento a nuestros franquiciados. Nuestra misión es “resolverle el día a día al emprendedor franquiciado”. Para ello, contamos con un equipo de profesionales capacitados para brindar la mejor atención. Asimismo, nuestro modelo de franquicias fue desarrollado por una de las mejores consultoras de Brasil en comunión con un renombrado estudio de la Argentina, lo que nos pone varios pasos al frente de otras compañías», asegura el emprendedor, y refuerza que otorgan un entrenamiento completo inicial y un monitoreo constante de las operaciones a través de visitas frecuentes y auditorías mensuales combinadas con inteligencia artificial.

En Rosario lanzarán una línea Gourmet gracias a una alianza junto al renombrado Chef rosarino Luciano Nanni, buscando destacar cortes de carnes bien argentinos.

En lo que respecta a Argentina, la marca pretende abrir 4 nuevos locales en los próximos 12 meses, continuando con su expansión aprovechando el buen momento que pasa este tipo de negocio.