Se aprobó la Ordenanza que prohíbe el glifosato en todo el ejido municipal de Gualeguaychú

En un recinto colmado de vecinos, el Concejo Deliberante de Gualeguaychú, por mayoría simple de 9 votos a favor y 3 en contra, aprobó el proyecto de Ordenanza que prohíbe el uso, transporte, comercialización y acopio de glifosato en todo el ejido municipal. La votación fue nominal y tanto en general como en particular, favor votaron a favor de la sanción los 7 concejales del Frente para la Victoria y los 2 de UNA, mientras que en contra de la Ordenanza lo hicieron los tres concejales presentes de Cambiemos.

 

Gran presencia de público y debate acalorado por momentos. Los dos concejales de UNA votaron con el FpV y los tres de Cambiemos lo hicieron en contra del proyecto del Ejecutivo. El Vice Intendente Maradey hizo uso de la banca

En el recinto se notó la presencia de miembros del colectivo ‘Paren de Fumigar”, de AGMER, Donar es Vida, Fundavida y de la Asamblea Ciudadana Ambiental, como así también asistió a toda la sesión la señora Natalia Bazán, madre de la niña Antonella González.

Ahora, de acuerdo al texto aprobado, el Ejecutivo Municipal tiene un plazo de 60 días para promulgar la nueva norma, para lo cual deberá redactar la correspondiente reglamentación.

El presidente del Concejo, Jorge Maradey, dio por comenzada la sesión a las 19,25 de este lunes, con la presencia de 12 concejales, ya que no estuvo la edil Micaela Rodríguez del bloque de Cambiemos, “ausente con aviso”. Tras el pase a Comisión de varias iniciativas que tuvieron entrada al Concejo, se dieron lecturas a dos dictámenes acerca del expediente 6104 del Poder Ejecutivo-Ordenanza de prohibición integral del glifosato en el ejido de Gualeguaychú”.

El dictamen de minoría, presentado por el Frente Cambiemos, básicamente proponía un proyecto alternativo de Ordenanza de 11 artículos donde se fijaba la prohibición del glifosato pura, única y exclusivamente en el casco urbano de la vecina ciudad y, para el caso de las zonas rural y sub rural planteaba la creación de un denominado “Cordón Verde”, donde no estaba prevista la prohibición del uso del agrotóxico sino que determinaba una “progresiva” adecuación de los productores hacia modelos de producción sin herbicidas.

El proyecto del Ejecutivo, que contaba con el dictamen de mayoría del Frente para la Victoria, en cambio fija la prohibición para todo el ámbito del ejido municipal, tanto zonas urbanas como rural y subrural.

 

Fue la concejal oficialista Guillermina Guastavino, titular de la Comisión de Ambiente del Concejo Deliberante, quien abrió el turno de oradores, afirmando que “la demanda social que nos han hecho llegar los vecinos requiere una respuesta acorde de todos los Concejales. Nuestro pueblo espera que prohibamos el glifosato”. En otro tramo de su discurso Guastavino dijo que, durante el período de consultas en el que participaron entidades del agro, expertos en la materia, organizaciones ambientales y representantes de organismos como el INTA y el SENASA, “nadie dijo que el glifosato tiene capacidad de dañar nuestra salud. Nadie lo dijo. Y acá estamos debatiendo una cuestión en la que el Estado debe tener presencia. No vamos en contra de nadie, sino en defensa de la vida y la salud”.

Luego hubo unas consideraciones de la concejal del FpV, Mariana Farfán, quien además de hacer referencia a la Encíclica ‘Laudato Si’ del Papa Francisco sobre el ambiente y la degradación de la tierra, criticó el proyecto alternativo de Cambiemos afirmando que “no es posible que se venga a plantear una iniciativa que incluya zonas sacrificables, desprotegiendo a las zonas rurales”. Y luego se preguntó: ¿Qué les vamos a decir a los que residen en el campo o en las chacras, a las familias que mandan a los niños a escuelas rurales o a los docentes que dan educación allí?

Seguidamente se produjo uno de los momentos más tensos de la jornada, cuando a poco de hacer uso de la palabra, el concejal de Cambiemos, Pablo Echandi comenzó a ser abucheado por un sector del público presente. Echandi comenzó a expresar que “en este debate se están diciendo muchas verdades pero también muchas mentiras. No pudimos cambiar una sola como del proyecto que envió el Ejecutivo y por eso nos oponemos a una iniciativa que no aclara cómo se va a proteger a los productores que, después de impedírseles usar glifosato, mañana no saben cómo van a hacer para seguir trabajando y produciendo. Además la rapidez con la que este tema se trajo a debate tiene un solo motivo: tapar temas como la planta de líquidos cloacales, la timba del Ecoparque y de otros deterioros ambientales que sufre Gualeguaychú”.

Fue en este momento que el Jorge Maradey llamó la atención de Echandi, haciéndole presente que debía ceñirse al tema en debate, que era el del glifosato, conminándolo a observar el artículo 117 del Reglamento de Sesiones. El intercambio entre Maradey y Echandi fue tomando temperatura, entre los abucheos de los presentes, que se hicieron aún más notorios cuando Echandi anunció que votaría en contra del proyecto del Ejecutivo porque “nos quieren poner como asesinos y como los malos de la película, pero la realidad es que yo no quiero ver productores agropecuarios fundidos”.

Por la oposición también hicieron uso de la palabra los concejales de Cambiemos Araceli Traba y Daniel Berón, quienes anticiparon, al igual que Echandi, su voto en contra a la prohibición del glifosato en el ejido municipal. Por su parte, Andrés Sobredo de UNA, propuso introducir un artículo al proyecto del Ejecutivo para que se permita cambiar el destino de los recursos que anualmente recibe la Municipalidad del Fondo Sojero, pero su intento no recibió el respaldo de la mayoría oficialista.

Antes de la votación el titular del Cuerpo, Jorge Maradey pidió hacer uso de la banca, pasando a presidir la sesión por unos minutos la Vicepresidenta del Concejo Mariana Farfán. El doctor Maradey expresó que “estamos frente a un problema de salud pública, y digo esto como médico, no como Vice Intendente ni como político. No podemos hacernos los distraídos y este Concejo Deliberante hoy tiene que provocar un acto de justicia a todos aquellos que sufren las consecuencias de la contaminación y a los que estamos expuestos. Sabemos que estamos afectando intereses, pero esto no es un tema de dinero, es una cuestión de salud, por eso sostengo que sí a la vida y no al glifosato”.

Poco después, se procedio a la votación nominal del proyecto presentado por el Ejecutivo Municipal. Tanto en general como en particular, el resultado fue el mismo: 9 votos a favor (siete concejales del FpV y dos de UNA) y 3 en contra de los concejales presentes de Cambiemos.

Fuente: Radio Máxima