Se cumple la jornada sobre la importancia de ser donante de órganos

Familiares de Milo Romani y Alejandro Benítez, estuvieron al frente de la campaña desde esta mañana en avenida Urquiza, repartiendo folletos y explicando las dudas respecto de ser donante y lo importante que es registrarse en el ICUCAI.

 

Si pasaron por lo que pasaron y están entrenados para salir adelante y enfrentar nuevos desafíos, el frío de este viernes ha sido una caricia apenas comparado a lo que enfrentaron -con la misma positiva actitud- cuando surgió como única alternativa que Lulo donara parte de su hígado para que Milo pudiera seguir viviendo.

Natalia habla y sonríe, esta tan preparada para luchar como para recibir gestos de ternura. Es que después de lo que pasó su hijo Milo comprobó en carne propia la necesidad de hablar más del tema. Por eso, como el 30 de mayo no se pudo por la lluvia, desde esta mañana estuvo con sus familiares en el stand que armaron frente a la parroquia.  En una pausa y mientras un grupo de estudiantes visitaba el lugar apoyado por , comentó sobre el objetivo de la jornada: “Más que nada concientizar a nivel local que creo que por ahí es un tema medio tabú todavía, a pesar de que lo de Milo moviliza un montón y mucha gente se implicó en la problemática”.

Consideró que “hay como muchos fantasmas todavía con respecto a la donación, entonces tratamos de acercarnos a las instituciones para ver si querían venir los chicos, más que nada de los últimos años del secundario, que son los que se pueden manifestar como donante próximamente, y la gente en general”.

En cuanto a la tarea que realizaron, señaló que “tenemos folletería con la dirección del INCUCAI. Ahí está el Registro oficial que via online la gente se puede manifestar como donante”. Estamos para informar sobre eso y cualquier duda que tengan, o canalizar dudas. Uno tampoco está tan preparado, es más que nada experiencia personal”.

Legislación a favor
Se refirió a que la “ley Justina”, sancionada recientemente por el Senado de la Nación, lo que trata de hacer, es, si no hay una opción de donación previa por parte de una persona, cuando esta fallece, le da la posibilidad a que decidan los familiares. Además, en caso que una persona antes de fallecer haya manifestado su deseo de ser donante, la ley hace que se sostenga el deseo de la persona.

Sobre la salud de Milo, Natalia comentó que “está muy bien gracias a Dios. Está con sus tratamientos, con sus controles, con el seguimiento de patólogo, gastroenterólogo, oncólogo, pero muy bien. A nivel madurativo también está muy bien, es un niñito muy alegre, entonces eso también lo ayuda a salir adelante, y está respondiendo muy bien al tratamiento y a sus controles”.

Sobre lo que fue la nueva difusión realizada el pasado 30 de mayo, Natalia señaló que fue una fecha muy especial, hubo gente que se intentó comunicar, y la entrevista que salió en el sitio web del Hospital Austral, donde se realizó el transplante entre Lulo y Milo, fue porque la chica de comunicación del hospital nos conoce, entonces se comunicó con nosotros porque fue una situación que movilizó”.

Lulo, un grande
Sobre el gesto de su hermano, del que en el mes de julio se cumplirá un año, expresó que “es una entrega de amor lo que hizo, no hay nada económico que atraviese eso, no hay venta de órganos. Yo quiero que empiece a salir esa fantasía. Nosotros tuvimos que justificar el vínculo para que él pueda ser donante, no es que más allá de que sea en vida y que el presta el consentimiento, sencillamente pudo ser donante. Hubo toda una preparación, psiquiatras, psicólogos y médicos que lo acompañaron en la donación, instancias en la que se podía volver atrás en cualquier momento, hasta 10 minutos del quirófano”.

Reflexionó que “cambios de planes imprevistos surgen siempre, este creo que dejan marcas en vida muy positivas. Su vida cambió, pero lo fortaleció como persona también, más allá que quizá ya no pueda jugar al fútbol”.

Enjoy this blog? Please spread the word :)