Se esperan subas de 10% a 20% en el precio de la carne vacuna para los próximos días


Con el precio actual del kilo vivo, los productores alertan que no están cubriendo los costos de producción. Los aumentos en los mostradores serán paulatinos.

Para los próximos días se espera que haya un incremento en el valor de los cortes de la carne vacuna en las carnicerías y supermercados de todo el país, con subas que rondarían entre un 10% a 20%.

El principal motivo tiene que ver con una recomposición en los precios de la hacienda que vienen retrasados desde principio de año. “Hoy, con el precio de la hacienda no llegamos a cubrir los costos”, comenzó explicando Juan Eiras, productor y presidente de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF). “La suba en el mostrador viene de la mano de una menor oferta porque llevamos muchos meses quebrando. Cada dos animales que salen del corral, se repone”, amplió el titular de los feedloteros, actividad que representa casi el 70% del consumo masivo


El precio de la hacienda en el mercado de Liniers rondaba entre 100 a 105 pesos por kilo a comienzos del 2020 y ahora se encuentra en niveles de 120 a 125 pesos por kilo. “Faltan unos 20 pesos (20%) para llegar a los 145 o 150 pesos y equiparar los aumentos del precio de maíz e invernada”, destacó Eiras aclarando que el valor del maíz aumentó 90% y el de la invernada creció un 50%.

“El valor de la hacienda está retrasada y viene recuperándose en los últimos días. De acá a fin de año seguirán los aumentos por lo que las subas en los mostradores se van a ir dando semana a semana. El bolsillo no da para un aumento rotundo. Hay cortes que subirán por las fiestas en diciembre y otros que se deben acomodar porque no tienen tanta salida”, dijo Leonardo Rafael, presidente de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya), quien indicó que en la faena ya hay también modificaciones de los precios.

“La hacienda gorda, en el mejor de los casos, se vende en 128 pesos. Falta entre 15 y 20 pesos de suba a la hacienda que necesita el engordador”, coincidió.


De todas maneras, remarcó Rafael que el único problema es que los consumidores avalen el incremento ya que “la economía está destrozada y es lo que hace resistencia a la suba de los precios”.

Según el último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), los precios de los distintos cortes de carne vacuna mostraron, en promedio, subas leves del 1% en octubre con respecto al mes de septiembre pero una suba interanual del 57%.

El corte que más subió en octubre fue la hamburguesa casera, que creció 4% alcanzando los 390 pesos el kilo. Le siguió el asado de tira y el matambre, con un incremento de 2,1% llegando a 390 pesos y 440 pesos por kilo, respectivamente, según el trabajo del IPCVA que realiza todos los meses que está restringida a 60 carnicerías de Capital y GBA mientras que el seguimiento de los precios en supermercados se hizo provisoriamente siguiendo el canal de venta on-line.

Mientras que el precio del pollo fresco mostró precios con alzas moderadas del 3,6% en octubre versus septiembre y 32% interanual mientras que el precio del pechito de cerdo mostró precios con subas significativas 14,5% con relación al mes anterior y 84% contra septiembre de 2019.

“En octubre anticipábamos que para esta época del año inexorablemente iba a subir el precio de la carne por la suba de la hacienda. El feedlot está trabajando a pérdida y en estos meses se hace el recambio y se comercializan los animales que se pagaron caros”, remarcó Javier Peralta, secretario de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA). “Los ajustes grandes siempre se hacen en marzo y a fin de año, cuando se hacen los recambios de animales”, agregó en su análisis.

Según afirmó, las exportaciones de carne vacuna no impactan en los precios del mercado local. “No incide lo que se exporta en el valor del consumo interno. Lo que se exporta no se consume aquí”, aclaró Peralta.

Cabe resaltar que los embarques de carne vacuna totalizaron entre enero-septiembre alcanzaron las 440.000 toneladas, un auge del 15% en relación al mismo período de 2019, continuando con los datos del IPCVA.

“Las exportaciones, que representan un 28% del total de la producción, ayudaron a mantener los precios de la hacienda apuntalando los precios a los productores ganaderos. Al pagarse bien la vaca de conserva, que es la que se exporta a China, que representa el 70% del total, hace que se fortifique el valor de la hacienda de mejor calidad”, dijo.