Se iniciaron las tareas de prevención para evitar casos autóctonos de dengue

Consiste en el abordaje de la zona donde habitan las dos personas que contrajeron el virus en Misiones. Allí se controla que no haya recipientes con agua en donde el mosquitos pueda reproducirse y se fumiga para controlar la población adulta del insecto. Ayer se trabajó sobre dos manzanas y hoy continúa el operativo de bloqueo sobre las 6 restantes.

 

 

Virgina Baldoni, la persona a cargo de los espacios verdes del municipio, señaló que salvo casos puntuales la mayoría de los vecinos recibe a los agentes que trabajan en el operativo y están dispuestos a que se fumige en el interior de los domicilios y en los patios.  Expresó que la tarea sobre la zona seguirá hoy durante todo el día y probablemente demande también parte del miércoles.

Estas tareas se realizan desde ayer luego de la charla de capacitación que Jerónimo Garcilazo, de la Dirección de Epidemiología, dio a las personas vinculadas al “bloqueo sanitario” en la que también estuvieron presentes la secretaria de Desarrollo Social, Gisela Taffarel y el Dr. Mario Pedroza. Desde el municipio se informó que las actividades abarcaron el descacharrizado, fumigado y asesoramiento a los vecinos en la zona donde habitan las dos personas que reciben el tratamiento tras haber “importado” la enfermedad desde la provincia de Misiones.

El funcionario provincial comentó que “en estos casos se actúa de acuerdo a un protocolo de bloqueo en cual se aisla al paciente y se hace un descacharrizado de las ocho manzanas de alrededor por el alcance del mosquito, en un radio de 100 metros. También se fumiga en los patios y domicilios de la gente que lo permita y se les brinda las medidas preventivas para no contagiarse de la enfermedad”.

Acerca del estado de salud de los afectados, Garcilazo, comentó: “Ellos se encuentran bien; ya pasaron la etapa febril. Están con atención medica permanente y permanecen en situación de aislamiento y el tratamiento es solo sintomático, es decir que no es específico para dengue”.

“Es una enfermedad contagiosa que se produce a través de la picadura del mosquito Aedes Aegyti. Pero, no hay que tenerle miedo. La medida de prevención esencial es evitar que en nuestra casa haya criaderos de mosquitos, es decir, cualquier recipiente que contiene agua, como floreros, plantas en agua, macetas, cubiertas, etc. Es necesario darlos vuelta o eliminarlos, y también es preciso utilizar repelente, prender un espiral o echar algún tipo de insecticida en el domicilio cuando anochece”.

Finalmente, Garcilazo, expresó: “Por suerte estamos en una temporada donde comienza el frío y el mosquito deja de reproducirse, aunque deja los huevos a la espera de la temporada de calor para nacer. Es decir que los mismos quedan permanentemente en el cacharro”.