Se viene otro fin de semana con lluvias

Es lo que prevén varios servicios de información del clima. La inestabilidad comenzaría el viernes y se extendería hasta el lunes.

 

A pesar del pronóstico trimestral entre marzo y mayo, con precipitaciones por debajo de lo normal para Entre Ríos, el mes que comienza promete casi desde el arranque algunas lluvias que en total podrían sumar cerca de 60 mm o inclusive más, si se cumplieran los pronósticos de varios servicios de meteorología.

Las nubes coparían la región entre el viernes y por lo menos el lunes, aunque no todos los días habrá chaparrones intensos, siendo sábado a la noche y domingo a la mañana los días con más aportes de agua. Algunas previsiones, estiran la posibilidad de lluvia hasta el miércoles.

El sitio Meteored publicó que meteorológicamente el mes de marzo es considerado el primer mes del otoño, período que involucra el trimestre marzo, abril y mayo. Además, comienza el período de transición en el que las marcas térmicas comienzan a mostrar valores significativamente más bajos, y las lluvias empiezan a ser algo más generalizadas y no tan puntuales como las típicas tormentas de verano.


Pero este marzo en particular, es un mes en el que, si bien comienza a observarse el período de transformación del verano al invierno, también es un momento en el que el evento La Niña que nos acompañó a lo largo de todo el verano, comienza a perder vigencia y potencia, por lo que lentamente la circulación general de la atmósfera empieza a “acomodarse”.

 


Cómo será el comportamiento de las lluvias
Lo primero que analizamos para ir pensando el nivel de lluvias que podrían registrarse a lo largo del mes de marzo es la anomalía de las lluvias previstas a lo largo de todo el período de pronóstico. En esta tendencia, se puede ver que el nivel de lluvias todavía se mantiene por debajo de los niveles promedios de marzo en la mayor parte del país, pero esta anomalía negativa es muy tenue en toda la región central del país.


Sobre el sur del Litoral y parte del noroeste argentino, se puede observar una franja con anomalías positivas, es decir, lluvias superiores a los niveles medios. Si bien esta diferencia con los promedios históricos de marzo no muestra grandes contrastes, da una idea de que los registros de lluvia podrían empezar a mostrar una cierta “normalización” de las precipitaciones sobre el centro del país.