Senasa prohibió la presencia de cerdos en exposiciones

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dio a conocer este jueves una drástica medida que apunta a evitar el ingreso de la peste porcina africana a la Argentina.

 

 

El organismo decidió que no se podrán exponer cerdos al público durante ferias y exposiciones agropecuarias que se realicen en el país. El objetivo es evitar el posible contacto de los animales con visitantes de países donde la enfermedad está presente y podrían traer el virus incluso en sus ropas.

“Se prohíbe la admisión de cerdos a exposiciones con concurrencia de público en general”, señala la resolución 793/2019 del Senasa publicada en el Boletín Oficial.

Y destaca que esta prohibición alcanza incluso a la 133° Exposición nacional de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que comenzará dentro de dos semanas; y a Fericerdo, que tenía previsto llevarse a cabo en el Inta Marcos Juárez entre el 22 y el 23 de agosto.

 

Excepciones

La resolución establece la posibilidad de solicitar una autorización excepcional, siempre que se cumplan requisitos muy estrictos que garanticen la imposibilidad de contagio del virus:

– El pedido se debe realizar al menos 30 días antes de la exposición en cuestión;

– Deben describirse los motivos del evento y cómo son las instalaciones;

– Hay que informar sobre la concurrencia del público en general y las medidas de prevención para evitar el contacto entre las personas y los cerdos;

 

Fundamentos

Si bien la Peste Porcina Africana (PPA) es una enfermedad exótica en Argentina, está distribuyéndose por el mundo con muchísima rapidez, tras el brote epidémico que ocurrió en la mayor nación productora de cerdos: China.

En este marco, el Senasa considera que “las concentraciones de cerdos en exposiciones ganaderas, el estrecho contacto de los mismos con gran cantidad de personas y la eventual posibilidad de la concurrencia de visitantes provenientes de regiones que podrían estar afectadas por la PPA, constituye un alto riesgo de dispersión de la enfermedad, atento que el virus sobrevive durante un período prolongado en ropa y calzados”.

Según el organismo sanitario, las asociaciones de productores porcinos han efectuado diversas presentaciones manifestando su preocupación acerca de esta enfermedad, y por eso se tomó esta determinación.

“La implementación de la medida propiciada se impone como imprescindible en relación a la situación sanitaria mundial de la PPA. La restricción de ingreso de porcinos responde al alto índice de mortalidad y letalidad de la enfermedad, a los casos confirmados en otros países de trasmisión de la enfermedad por desechos de pasajeros internacionales y a la inexistencia actual de vacunas como herramienta de control”, argumenta el Senasa.

Y concluye: “Las consecuencias de ingreso de la enfermedad a la Argentina serían devastadoras para la producción porcina y para la economía en general”.

AGROVOZ