Siguió las instrucciones del 107 y salvó la vida de su bebé

Gracias a la pericia de un operador del servicio telefónico de emergencias del Hospital Centenario y la rápida reacción de los Médicos de Guardia, un padre logró recuperar de un paro cardiorespiratorio a un niño de sólo un año, aplicando técnicas básicas de RCP [Resucitación Cardiopulmonar]. Ocurrió en la madrugada.

 

 
Sonó el teléfono 107 del Servicio de Emergencias del Hospital Centenario Gualeguaychú y, del otro lado de la línea, una madre exaltada exigió: “Manda la ambulancia, creo que mi bebé tiene muerte súbita”.

Nicolás Saucedo, el Operador que recepciono la llamada, trató de calmarla; preguntó la dirección del domicilio; edad del bebé y le solicitó que verificara si, en ese momento, el niño respiraba. Mientras, por línea interna, transmitió las coordenadas al Chofer de la unidad y al Dr. Juan Manuel Guzmán que cumplía la Guardia.

“Como la mamá estaba muy nerviosa no entendía los mecanismos de RCP que le indicaba. Le pedí que, por favor, no cortara la comunicación y le pasara el teléfono a otra persona. Atendió su hermana, es decir, la tía del bebé, a quién procedí a indicarle cómo debía hacer la resucitación”, recuerda Nicolás.

Ella transmitía al papá las indicaciones de Nicolás, quien insistía en que “no parara de hacer el RCP hasta que llegara la ambulancia. A los pocos minutos, estaban ahí los Médicos que procedieron a sacar al nene del paro. En seguida, lo trasladaron al shock room del Servicio de Guardia donde se le realizó maniobras de RCP avanzadas y se lo internó en la Sala de Cuidados Críticos de Pediatría”.

Días después y conmovidos por la experiencia, los integrantes del Servicio 107 siguieron la evolución de la salud del bebé: “nos contaron que mejoró y después recibió el alta. Ese día para nosotros que trabajamos en Emergencias fue muy importante: salvamos una vida”, narra Nicolás y reflexiona que “cualquiera que sepa las técnicas de RCP puede salvar a una persona que se descompense en un banco, un kiosco o un supermercado”.

Formación de Radio Operadores
Desde este sábado 17 a las 9, se dictará durante cuatro jornadas un curso para Radio operadores en Emergencias y emergencias médicas en el Auditorio del Bicentenario a cargo de la Paramédica Carla Rojas, con presencia de entidades de seguridad de la ciudad, el Departamento y otros puntos de la provincia.

“Entre nuestros objetivos puntuales está definir las terminologías claves en la comunicación radial-telefónica; realizar un reconocimiento de los recursos físicos y humanos necesarios para contar con una central en un Servicio de Emergencias Médicas; y lograr una preparación orientada a brindar cada vez una mayor calidad de atención, tanto para una o varias víctimas”, enumera la disertante.

Carla Rojas, que a diario trabaja en el 107, define que “el Operador de Emergencias no es un Telefonista, ni un recepcionista. Es un auxiliar del Médico, dotado de aptitudes y habilidades que van mucho más allá de atender un teléfono porque recibe llamada, codifica la salida, envía los recursos disponibles y realiza contención emocional a quien llama”.

Tal como quedó demostrado en la actuación de su colega Nicolás, Carla resalta que “damos indicaciones de pre-arribo al llamante, ósea, qué debe hacer y qué no para ayudar a la víctima; se asiste indicándole primeros auxilios telefónicos hasta que llegue la ambulancia con el personal de sanidad”.

También “da las indicaciones post-despacho a quienes asistirán a ese paciente, con información precisa. Al mismo tiempo, si es necesario, se envía recursos de seguridad o Bomberos”, explica y suma las tareas administrativas en las Historias Clínicas Digitales, derivaciones y coordinación de traslados desde el Hospital a los diferentes centros de complejidad.

En el curso trataremos de “aunar criterios de modulación y codificación en consenso con otras instituciones para asistir a un requerimiento. Es decir, que Policía, Bomberos, Prefectura o quien escuche la modulación entienda que está sucediendo para prestar la asistencia correcta con los recursos adecuados, guiando al personal de salud con pautas claras sobre dónde, qué pacientes y tipo de víctimas necesitan asistencia”, puntualiza Rojas.

Con la experiencia generada desde que la Dirección del Hospital puso en marcha el Servicio de Emergencia 107, “sabemos que la comunicación radial es el eje central en un área de Emergencias, porque de su intervención surge el despliegue que debe concretarse”, detalla.

Finalmente, Carla Rojas sostiene que se “busca unificar pautas de trabajo para que nuestra ciudad pueda tener un Protocolo y un sistema integrado de Emergencias Médicas que logre perfeccionar la respuesta en casos de víctimas múltiples”.-

[HC DATA] En diciembre de 2016, el Hospital concretó un simulacro de siniestro múltiple como capacitación permanente en emergencias.-