SOMOS apuesta a comprometer al vecino en el desarrollo de la comunidad

Con ideas específicas como el presupuesto participativo y más generales como la construcción colectiva, el partido municipal busca innovar en materia política. Dos referentes del grupo explicaron algunas ideas para involucrar a los vecinos en el desarrollo de la comunidad. La educación no formal será uno de sus ejes.

 

 

Raúl Monti como precandidato a Vice Intendente y Griselda De Lucca en el tercer lugar de la lista de concejales, coinciden en remarcar el sello distintivo de la agrupación que encabeza Rubén Kneeteman y que piensan trasladar a la propuesta electoral que se testeará en las PASO: la participación de los vecinos en la gestión de gobierno.

Intentan así distinguir lo que puede ser una frase común dicha por los precandidatos de las otras tres agrupaciones que se presentarán a las elecciones primarias, en un concepto central que -aseguran- practican desde la concepción misma del partido y en cada reunión, donde el cruce de opiniones y finalmente los consensos, son parte primordial de Somos Larroque.

El presupuesto participativo es uno de los ejemplos de debate horizontal que vienen difundiendo. Monti sostiene que “este es uno de los ejes importantes que tenemos, y por el cual vamos a destinar partidas de dinero para que los vecinos que se organicen, ya sea por edades, por barrio, por actividades, sepan que hay fondos para determinada obra o determinada actividad que ellos mismos decidan”.

“El plan de obras de la municipalidad va a continuar, cordón cuneta, cloacas, asfalto, viviendas; pero después hay cosas que son necesidades propias y que los vecinos de forma agrupada y por propia iniciativa podrán presentar” explicó.

Apuntan a desarrollar así proyectos con fines sociales, culturales o relacionados a la infraestructura barrial. El ex intendente agrega que “darle ese tipo de participación al vecino y que vea que su opinión de transforme en una acción de gobierno, hará que la obra o el trabajo que se haga, sea más valorada y por eso más cuidada”.

En ese sentido, Griselda De Lucca, docente jubilada, aportó que en función de valorar y cuidar, también hay mucho por hacer en el desarrollo de la educación no formal, es decir, aquella que no pasa por la escuela.

Puso en ese ámbito a la necesidad de trabajar en el cuidado de Paso Corralito, “un espacio desaprovechado” al que no solo se puede dotar de infraestructura de servicios, sino también acercarlo emocionalmente a Larroque, especialmente a los niños y a los jóvenes, para que primero lo conozcan y luego sepan valorarlo. Lo mismo señaló en cuanto al nuevo Polideportivo, u”n lugar que debemos tomar dimensión de lo que significa para Larroque, del entorno natural que lo rodea y al que debemos cuidar”

Bajo el mismo concepto de la participación, De Lucca señala que “en las reuniones de Somos Larroque se remarca que de la opinión de los vecinos pueden surgir nuevos cursos o talleres de capacitación que podrían apuntar a fortalecer oficios u otro tipo de manifestaciones artísticas”.