Sorpresa: La colecta de Cáritas superó los 100.000 pesos en Larroque


Es lo que surgió entre la campaña del grupo scout, esta vez realizada en puestos fijos y las alcancías dispuestas en comercios, empresas e instituciones. Los dirigentes parroquiales están sorprendidos con la respuesta de la comunidad. En tiempos de pandemia la solidaridad también se contagia.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Una de las mujeres que forman parte de Cáritas Parroquial se entregó a la emoción cuando supo del primer balance de la colecta anual en Larroque. Como no pudo ir a colaborar con el conteo de dinero y la recepción de los alimentos y la ropa que recolectaron los scout, recibió la noticia por teléfono y las lágrimas brotaron como la mejor expresión de gratitud hacia la comunidad.


Ese sábado 13 a la noche se contabilizaron 62.488.50 pesos que surgieron de las alcancías distribuidas en los 11 puestos fijos en que los scout de las ramas mayores, dirigentes y algunos padres se habían apostado para colaborar con la campaña. Ni los más optimistas podían suponer que el resultado iba a ser superior al año anterior teniendo en cuenta que, por sentido común, en el contexto de la pandemia y el aislamiento social, se decidió dejar de lado la habitual recorrida domiciliaria y eso podía dejar sin posibilidad de colaborar a mucha gente.

En ese escenario, lo más probable era que el aporte bajara o se mantuviera, por eso, cuando se abrieron las cajas y encontraron sobres con hasta cinco mil pesos y decenas de billetes de mil pesos, las lágrimas fueron más que justificadas.

Anoche se sumó lo aportado por los vecinos en las alcancías que las colaboradoras de Cáritas habían dejado hace dos semanas en diferentes sitios y se sumaron otros 38336,5 pesos, generando un total de 100.785 pesos, por lo que a la institución parroquial le corresponden 33.595 pesos, lo mismo que se enviará a la Diócesis y a Cáritas Argentina.


Comparando los números con el año pasado (64.715 pesos), además de la satisfacción por el acompañamiento, se puede concluir que lo colectado creció un 34 %, casi al ritmo de la inflación.  Además de ese monto, se obtuvieron 346 kilos de mercadería y 75 bolsas de ropa, lo que se convierte en una gran ayuda para la obra de caridad que realiza la entidad parroquial.

No importa el cómo ni el cuándo, Larroque siempre está, aún (o especialmente) en tiempos en que hace falta ser y parecer que se está en en el lugar del otro, del que no la pasa bien. Afortunadamente, en este tiempo muchas instituciones locales han comprendido el valor de colaborar pero si no fuera por los vecinos y su espíritu solidario, poco se podría lograr.