Tecnología y buena cobertura, las claves del sistema de cámaras que monitoreará la ciudad

Sebastián Mirich, uno de los socios de la empresa que instaló el sistema de vigilancia que comenzará a funcionar en nuestra ciudad, dio detalles de los 12 dispositivos instalados en puntos claves que permitirá un buen monitoreo de los accesos y de otros sectores de la zona urbana.

 


Las 12 cámaras, los 4 monitores y los implementos necesarios para el funcionamiento del sistema de monitoreo demandaron una inversión de 600 mil pesos que contó con financiamiento del estado nacional y 100 mil pesos de fondos municipales que se destinaron a la instalación de los dispositivos. En pocos días, una vez que ENERSA le de energía a las columnas que el municipio debió emplazar para recolocar algunas cámaras, todo estará listo para que el sistema, que será seguido desde una sala de la comisaria, comience a funcionar.

Sebastian Mirich, uno de los propietarios de la empresa Mirich Seguridad Electrónica, que proveyó e instaló el sistema, comentó que “el trabajo consistió en la instalación de 12 puntos con cámaras de seguridad, de los cuales 8 son fijos y cuatro son domos, con capacidad de visión de hasta 200 metros, que serán manejados desde la sede policial, donde también se armó la sala de monitoreo, en donde se van a estar observando y grabando todas las imágenes que sean captadas por las cámaras y donde se centraliza la información”.

Una vez que se resuelva la provisión de energía a las cámaras que restan conectarse, se hará la prueba y quedará en funcionamiento todo el sistema, seguramente, la semana que viene. Según su entender, “las cámaras están muy bien ubicadas y su localización responde a un trabajo de planificación del Ministerio de Seguridad de la Nación, del municipio y de la policía local. “Se eligieron los puntos más relevantes y la elección de los lugares fue muy buena” opinó.

Respecto de la tecnología, Mirich precisó que “el sistema quedó preparado para incorporar la lectura automática de las patentes de los autos, algo que en un principio se podrá hacer de manera manual, pausando la imagen. Cuando esté automatizado, el sistema almacenará la información de todos los vehículos que pasen delante de las cámaras y avisará si alguno tienen pedido de secuestro o de detención. Las cámaras son de alta definición, se ven muy nítidas y permitirán adosar el software que automatiza la lectura de patentes” indicó.

Además especificó que las cámaras cuentan con visión nocturna de hasta 60 metros en el caso de las fijas y hasta 200 en los domos, pero igualmente, tienen la capacidad de captar imágenes nítidas con luz muy tenue. Son antivandálicas, resistentes a golpes y a climas adversos, apropiadas al uso urbano, diseñadas y fabricadas para estar en la calle con distintos tipos de clima y resistencia a malos tratos. Si una cámara deja de transmitir las imágenes, el sistema avisa al operador y eso puede determinar el envío de efectivos policiales a patrullar. Todo el sistema es muy profesional y es el mismo que se utiliza en todas las ciudades, probado y que funciona” remarcó.

En los lugares donde la empresa Mirich ha instalado este tipo de tecnología, como en Gualeguay, Campana, Moreno, Morón, ciudad de Buenos Aires, los indices de delito han bajado, lo que indica como influye la persuasión en términos preventivos. Claramente, también sirve para esclarecer todo tipo de contravenciones e ilícitos que se cometen y con la lectura de patentes, la policía, junto a las fiscalías, apoyan sus investigaciones incorporando “listas negras” de autos sospechosos; y cuando un vehículo de esa lista es detectado, rápidamente dispara un aviso con el que se activa el accionar policial.

Para el profesional “lo importante en los lugares donde hay cámaras es la disuación y si algún delito se comete a la vista de las cámaras, las imágenes sirven como herramienta para saber que es lo que pasó. Para este último caso, es valioso el almacenamiento de imágenes por varios días y el servidor instalado en Larroque tendrá una capacidad de más de 30 días, un lapso de tiempo adecuado” destacó.

Abierto a mayor cobertura
La plataforma instalada tendrá capacidad para sumar al sistema de vigilancia mayor cantidad de cámaras. “Con inversiones mínimas se puede expandir, ya que el servidor y la sala de monitoreo, como quedó armado todo, podría tener hasta 32 cámaras y seguir funcionando sin inconvenientes sin ampliar el servidor” detallo Mirich.

Inclusive, hasta puede admitir la conexión de cámaras de seguridad que pertenezcan a vecinos particulares o a empresas “no es difícil de incorporarlas al sistema, pero hay que brindarle conectividad que puede ser por internet, por fibra óptica o por radioenlace. En la localidad de Pilar hemos hecho esa experiencia, conectando cámaras que se encuentran en barrios privados al sistema de monitoreo policíal. Eso permite ampliar mucho la cobertura” explicó.

Sobre el funcionamiento de los domos, -las cámaras que pueden rotar 360 grados, de acuerdo a la necesidad del operador- Mirich indicó que “estos elementos pueden hacer acercamientos y determinar patrones de movimientos automático que vigile puntos determinados”.


Uno de esos aparatos está colocado en una columna frente al tempo parroquial, desde donde se puede registrar el movimiento de las dos escuelas ubicadas sobre avenida Urquiza. Ese tipo de lugares ameritan que haya una cámara con movimiento. Las cámaras fijas, con las que se puede generar un acercamiento, tienen una función mucho más especifica, que es no perder la imagen de un punto importante, como los accesos a la ciudad para saber quien entra o quien sale.

Mirich es una empresa que comenzó a operar desde Gualeguaychú hace 12 años, haciendo seguridad electrónica, que se dedica a instalar sistemas de monitoreos por imagen. Como principal cliente tiene el ámbito público, es decir, municipios, Gendarmería, policía o el ejército.

Cuentan con área de desarrollo propio de software y convenios con marcas de cámaras, lo que hace más accesible el precio. También poseen sistemas de seguridad que detectan intrusión, algo que puede ser aplicado al sector rural como radares de tierra, cámaras térmicas y diferentes tipos de barreras perimetrales que registran el corte si alguien las transpone. En esto las distancias o la extensión de la superficie cubierta no es un impedimento, la tecnología lo hace posible. “Se hace un plan de trabajo que incluye diferentes etapas y se va instalando seguridad en esos puntos considerados como más importantes por el cliente” comento Mirich.