Tendremos otro día áspero antes de la llegada de una cuota más de lluvia


Para el viernes el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó 37 grados de temperatura, quizá sea el último día de calor extremo del verano 19/20. Luego, las posibilidades de lluvias se extenderán entre sábado y miércoles.

El informe de persistencia de elevadas temperaturas para la región de Cuyo y noreste del país, si bien no nos toca directamente, por cercanía, tendrá su repercusión en Entre Ríos.

Según el organismo nacional, -pese a la lluvia de ayer que en nuestra ciudad dejó 17 mm- «continuarán manteniéndose elevadas las temperaturas en la región, donde se esperan valores de temperatura mínima entre 20° y 27°c, y máximas entre 34° y 40°c.


Los valores se mantendrán elevados hasta el viernes 13 en la región de Cuyo (excepto Mendoza) mientras que en el noreste comenzarán a disminuir a partir del domingo 15.

En las previsiones a corto plazo, el SMN estableció máximas de hasta 37 grados el viernes y por lo que se ve en otros servicios climáticos, prácticamente sería la despedida del calor intenso, al menos durante el verano, porque no se descartan días tórridos en el otoño que viene.

A ese calor puntual del viernes, que seguro vendrá acompañado de humedad alta, le seguirán varios días de clima inestable, con aportes poco abundantes de lluvia, principalmente el domingo. También existen pronósticos de algún chaparrón intenso el miércoles.