Topes de facturación y aportes del monotributo subirán 28,4 % en enero

El nivel de actualización es equivalente a la recomposición que, en función del índice de movilidad dispuesto por ley, acumularán este año los jubilados y pensionados de la ANSES. Los prestadores de servicios podrán facturar cerca de 1.150.500 pesos, y los comerciantes pasará a 1.725.800 pesos.

 

Según informó un medio porteño, las cifras son aproximadas, porque el Gobierno aún no oficializó el porcentaje de suba de haberes jubilatorios de diciembre, pero ya se conocen las variables que permiten estimar que rondará el 7,7%. En la AFIP, en tanto, confirmaron que se usará este parámetro para la actualización.

Desde este año y por una reforma legal, las variables que integran el esquema del régimen impositivo simplificado se actualizan en cada enero siguiendo el índice de movilidad.

Eso incluye los montos límite de facturación tanto para ingresar y mantenerse en el sistema, como para estar en cada una de las categorías, y también los importes a ingresar mensualmente por el componente impositivo y por los aportes al sistema jubilatorio y a la obra social.

Los montos a pagar mensualmente también se elevarán en igual porcentaje y, así, el componente impositivo en la categoría más baja, hoy de $87,04, pasará a ser de un importe cercano a los $112. Para estar en esa categoría (la A) se podrá facturar anualmente hasta algo más de $138.000 en lugar de los $107.525 permitidos por ahora.

El aporte con destino al sistema jubilatorio pasará a ser, en el escalón más bajo del esquema, de unos $493. En este caso, a medida que se avanza en el cuadro de categorías, el monto se incrementa un 10%, hasta llegar en la categoría K (solo válida para la actividad comercial) a $996,04 este año, cifra que llegará a $1279 a partir de enero. El monto total de la categoría más baja será en 2019 de 1293 pesos.

Fuente La Nación

Enjoy this blog? Please spread the word :)