Un larroquense se involucra en la promoción de las energías renovables

Se trata de Sebastián Solari, que tras su salida de YPF el año pasado, por el cierre de un área de investigación que tenía a cargo en la petrolera estatal, se dedicó al asesoramiento sobre el uso de energías renovables. Apoya su tarea en la instrumentación de una ley  nacional que exige a las empresas que más electricidad consumen, abastecer parte de su demanda con fuentes sustentables propias. Además los aparatos domiciliarios comenzaron a popularizarse y a bajar su costo.

 


De a poco en Larroque comienzan a aparecer algunos termotanques solares. Estos aparatos que se colocan arriba del techo son una alternativa para tener agua caliente en aquellos lugares donde aún no llega el servicio de gas, aunque también es una opción que toma mayor impulso ahora que las tarifas de los servicios de energía se han puesto bastante saladas.

solarisebasEl uso de la energía solar para producir agua permite abaratar hasta un 70 % de gas o electricidad si se combina el uso con los sistemas convencionales de dispositivos que el usuario ya tiene instalado en su casa. Es decir, que si a una caldera o a un termotanque a gas o electricidad se le provee de agua caliente producida por un termotanque solar, el quemador del aparato a gas o la resistencia se activará durante menos tiempo.

También se los puede usar como única fuente de provisión de agua caliente, pero cuando baja la radiación solar y la temperatura del agua desciende, hay que encender la resistencia eléctrica que muchos modelos de aparatos tienen provistos para lograr la temperatura requerida.

Los que instalaron este tipo de artefactos en nuestra ciudad encontraron una buena solución, eso si, con una inversión que puede triplicar lo que se gasta en la compra de un termotanque que se conecta a la red de gas. En mercadolibre, uno de 200 litros como para hogares de cuatro personas, se ofrece entre 9.000 y 12.000 pesos y a eso hay que adjuntarle la cañería, una válvula termostática (cerca de 1.500 pesos) y un tanque de reserva (unos 1.200 pesos) más los insumos de instalación.

Sebastián Solari, el ingeniero químico larroquense radicado en La Plata es un especialista en la materia ya que durante su tarea en YPF, hasta el año pasado , lideró una de las áreas que se dedicaba a la investigación de optimización energética, donde especialmente se trabajaba sobre las energías renovables, es decir, solar fotovoltaica, aerogeneradores y solar térmica.

Con la experiencia de más de una década en la que viajó y vivió en España varios años como parte de su investigación, ahora se reiventa como profesional independiente y trabaja junto a un amigo con quien compartió la carrera en la UTN de La Plata.

Solari habla con la seguridad que le da el conocimiento y ahora, tras el decreto de Bordet sobre el uso de energías renovables en Entre Ríos, se abre un panorama que alentará el desarrollo. El profesional aclara que a nivel nacional ya se viene alentando el uso de energías alternativas desde el gobierno anterior, pero el actual ha redoblado la apuesta y programado objetivos escalonados para avanzar de modo más concreto, con una ley (27.191) que para este año “obliga” a las empresas que consumen más de 300 kw por mes, reemplazar un 8 % de esa energía con fuentes renovables propias. “Es un objetivo importante” opina “porque podría ayudar a solucionar varios problemas: capacidad, distribución, bajar costos”. Además apunta que en otras provincias este tema está mucho más desarrollado “Santa Fe y Córdoba tienen reglamentaciones provinciales y en el caso de Entre Ríos el decreto de Bordet es el puntapié inicial, ahora hay que ver como se instrumenta”.

solarisaeroEl ingeniero especificó que en nuestra provincia son varias las opciones de producción de energías renovables, y destacó que la bío energía, es decir, la producción de gas a partir de residuos de industrias que producen cerdos o aves o materia orgánica. En este caso la inversión es más alta porque hay que construir una infraestructura muy particular.

En contraste, subrayó que Entre Ríos es una de las provincias con buena radiación solar en todas las estaciones del año y sumado esto al menor costo de los equipos termo solares o foto voltáica, “que han bajado mucho por la industrialización y la globalización” convierten a la provincia en un buen candidato. También evaluó como posible pensar en desarrollar, en algunos sectores de la provincia, la energía eólica, por la presencia de viento de baja velocidad pero continuos”.

Entre los servicios que presta Mercados Renovables, la empresa para la cual trabaja el larroquense, está el de asesorar a industrias o particulares interesados en invertir y saber qué tipo de equipos necesitan, si puede y cómo lo puede hacer. El fuerte es el asesoramiento y hasta la recomendación de proveedores, pero también pueden intervenir en las ventas, y para las industrias Solari comentó que cuentan con el sistema de leasing. En el sitio web de M.R. se lee que la ventaja esencial de optar por el sistema Leasing reside en que para gozar de las instalaciones no se requiere de capital inicial. Solo se abona una cuota mensual de alquiler que solventa y asegura el correcto funcionamiento de las instalaciones durante toda la vida del contrato.

El formato del sistema Leasing resulta especialmente adecuado para aquellas empresas que no desean inmovilizar capital en activos fijos para gozar del uso de equipamientos y tecnologías de generación limpia. De esta manera, el cliente no abona amortizaciones, no paga impuestos por los equipos, mejora su rentabilidad global y puede además aumentar sus disponibilidades en activo circulante.

El sistema Leasing puede aplicarse a cualquier tecnología de generación de energía renovable, y en la mayoría de los casos, el precio del alquiler queda cubierto por el ahorro que significa el uso de la tecnología utilizada en sustitución de los sistemas convencionales.

Soluciones a medida
Partiendo de la presunción que hay que invertir muchos miles de pesos para que un hogar pueda generar parte de la energía que consume le preguntamos en que valores hay que pensar, Solari comentó que depende de lo que se necesite y que hay una solución para cada problema o varias alternativas de solución. “Los costos han bajado mucho, al punto que un particular puede pensar en tener un equipo con una tecnología “muy madura” con certificaciones internacionales”. Habló de unos 20.000 pesos para producir agua caliente para una familia promedio de 4 personas, y que en el caso de producir energía eléctrica para sistemas de iluminación con luces led, de bajo consumo, la inversión de recupera en 2 años.

Respecto de los termotanques solares y su funcionamiento frente a las aguas duras, es decir, con alta presencia de sales que generan sarro, desechó cualquier tipo de mito y que tienen la misma funcionalidad que un aparato a gas natural, con ánodos de sacrificio” que ayudan a capturar el sedimento. “El tema está resuelto y en lugares muy complejos se colocan filtros. Hay solución a ese problema, la gente pregunta mucho por eso, pero para que se entienda, si el termotanque a gas funciona en su casa, el solar también”.

Valoró que el INTI  (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) haya lanzado un curso de instalación de equipamiento solar, térmico y fotovoltaico con certificación nacional, lo que servirá para regular el mercado.