Un joven empleado rural perdió la vida de manera trágica

Se trata de Adrián Lizzi, de 21 años de edad, domiciliado en barrio Beracochea de Larroque, quien habría fallecido por asfixia, luego de que enredara involuntariamente su ropa en un elevador sinfín. Fue este mediodía en Talitas.

 

 

Un desgraciado descuido le costó la vida a un joven de nuestra ciudad, mientras trabajaba en la limpieza de semillas en un galpón ubicado en Talitas, en el establecimiento de la familia Gervasoni. El infortunado habría encontrado la muerte por la compresión que la ropa, atascada en el mecanismo del elevador, ejerció sobre su cuello.

El jefe de la comisaría de Larroque, que viajó hasta el lugar luego de ser alertado por el encargado del destacamento policial del paraje rural, describió que el cuerpo fue hallado sin vida, boca arriba y con aspecto de haber fallecido por asfixia tras la acción del mecanismo.  “Una de las partes móviles del elevador sinfin (chimango) tomó una de sus prendas lo que le provoca que pase por encima de la máquina y lo golpea contra el piso. En el terreno de las suposiciones, explicó que en el mismo movimiento era posible que al tirar de la ropa se haya asfixiado.

Giménez comentó que se puso en conocimiento del hecho al Fiscal Sergio Rondoni Caffa y que se hizo presente en el lugar, personal de la división Criminalística de la Policía Departamental de Gualeguaychú. Mañana en la morque de Gualeguay le practicarían la autopsia para luego ser entregado a los familiares.