Un larroquense describió el desastre que sufre el sur este de Chubut

Maximiliano Marchisio pintó el terrible panorama que se vive en Comodoro Rivadavia luego de las precipitaciones que en tres días dejaron el equivalente a lo que normalmente llueve en tres años y medio. El agua arrastró el suelo de los cerros y junto al barro el alud dejó un paisaje increíble de destrucción.

En Rada Tilly la situación es casi normal respecto de lo que el aguacero dejó en Comodoro. “Salvo anegamiento de calles y cortes de energía o que estamos sin agua, acá no ha pasado nada” describió el ingeniero Marchisio que aunque no vive una situación ideal en la ciudad donde habita, a menudo viaja 12 kilómetros al norte y se mete en lo que parece un gigantesco set de filmación de una película de Spielberg.

 

marchisiomaEl agua arrastró parte del material del cordón de cerros ubicados al oeste de Comodoro y ese barro arcilloso se metió en las viviendas, en algunas, “hasta la altura de los dinteles” y quedaron rellenas de un material que cuando se endurece “parece cemento”.

Una foto grafica el panorama, un vecino parado al lado de un cartel que indica el nombre de dos calles da una idea de lo que se tendrá que trabajar para recuperar algo de todo lo que quedó sepultado. En esa zona el barro acumulado llega a los dos metros.

“Maxi tiene un amigo que vive en una casa donde el barro llegó a la altura de los enchufes y le está dando una mano. Mientras tanto aloja a la familia en su propio domicilio. “Muchas familias de Rada Tilly está albergando gente de allá” comentó el larroquense.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ese amigo de Maxi tiene suerte, algunas casas, construidas sobre suelo más inestable fueron arrastradas por completo o giradas sobre si mismas unos 40 grados y por supuesto se partieron.

La geografía perjudicó a la ciudad, Comodoro es una ciudad larga y angosta y los cerros, que se levantan al final de la meseta patagónica, recorren a lo largo y por un costado toda esa zona urbana y por su conformación no absorben el agua, por lo que una marea de barro y agua bajó y transformó la fisonomía urbana, ahora surcada por cañadones donde antes había calles.

“Están esculpiendo las calles para poder acceder a las casas”, esa tarea en parte está siendo hecha por las empresas privadas que en su mayoría están ligadas a la producción petrolera lo que demuestra la solidaridad de los empresarios. El gobierno nacional también está asistiendo a la población, que vive en zonas que quedaron aisladas por que los aludes de barro y agua arrastraron puentes y rutas y esos barrios tienen comunicación por el mar.  Tanquetas del ejército socorren a la población llevando víveres. Por estas horas llegan aviones Hércules y una la Corveta Islas Malvinas con provisiones.

Maximiliano, que es autoridad de un club náutico de Rada Tilly también le tocó ser timonel de embarcaciones que llevaron alimentos y pertrechos a los vecinos comodorenses que viven una realidad increíble.

Enjoy this blog? Please spread the word :)