Una capacitación apoyada en la realidad con la vista puesta en la productividad

Sebastián Vettorello se refirió a la charla que dará el 2 de diciembre convocado por la consultora Medrar, en la que abordará los indicadores a tener en cuenta en la gestión del capital humano que terminan impactando en la productividad. Valoró la capacitación de las organizaciones como el medio de mantenerse competitivo en el mercado. “Los indicadores son los que mandan” remarcó.

 

 

La clave está en agregar valor al capital humano, en eso está centrada la razón del éxito al reducir esa variable que se vuelve azarosa, inestable y por último inmanejable si se deja “correr el agua”, sin establecer pautas u objetivos, con el riesgo de socavar la estructura de una empresa.

Eso se deduce de hablar con Vettorello quien prepara su arsenal de ideas para el primer sábado de diciembre en la cuarta capacitación de Medrar en Larroque. Pero vendrá con la premisa de hablar de indicadores “más que de gestiones y liderazgos, es decir “bajar a la realidad lo que es la gestión, no hablar tanto de cuestiones que no se pueden medir” aclara. Para eso se referirá a los KPI, un acrónimo formado por las iniciales de los términos: Key Performance Indicator, métricas que sirven para identificar el nivel de desempeño en base a los objetivos que hemos fijado con anterioridad. Entre ellas están los indicadores de ausentismo, productividad, desempeño.

En la charla telefónica con Vettorello, cada tanto se le escuchó decir “bajar a la realidad” lo que refuerza el concepto de practicidad en los ejemplos a los que suele recurrir para entender y ayudar a aplicar lo que pregona. “El nuevo estilo de liderazgo, la motivación, la conducción de personal, bajando mucho a la realidad” (otra vez el latiguillo) y tratando de demostrar que los indicadores son los que mandan”.

Pero claro, lo que argumenta Vettorello es razonable: “la gestión de recursos humanos tiene que ir asociada al estado de resultado, a lo que es la productividad y refuerza la frase con, “no podemos intentar mejorar el clima laboral para transformar la empresa en un club, queremos que eso redunde en una mejor productividad. El resultado es una consecuencia de como se gestiona, es como jugar un partido de fútbol, se juega como se entrena, si vos esperás un resultado básicamente lo que tenés que hacer es entrenar, jugar y gestionar”.

Como todos los asuntos referidos a los RRHH se trata de sentido común, tan común que fácilmente los perdemos de vista. Ahí apuntó a un indicador clave “si tu nivel de ausentismo está por encima de la media eso significa que seguramente te va a impactar en tu productividad, te tenes que preguntar a qué se debe, por algo la gente  te está faltando” A las organizaciones no les queda otra que capacitarse en RRHH, es una verdad revelada, el capital más importante de una organización es su gente”

Si no invierten en capacitar a su gente, o en formase a si mismo, indudablemente no solo no van a acompañar su competitividad sino que van a quedad afuera del mercado” expresó

Más adelante se refirió a las variables que afectan a Argentina que son las mismas que se dan a nivel global: la escasez de recursos calificados que ya se hace notar y en ese sentido disparó: la verdadera responsabilidad social de una empresa no es pintar una escuela o  juntar tapitas para el Garrahan, es formar a su gente y hacerla mucho más empleable, asumiendo lógicamante el riesgo de que se vayan. Para no tener ese riesgo y que la gente no se te vaya, deberás gestionarla bien y seguramente la gente se va a quedar trabajando con vos”.

Además del ausentismo, el más alto de lationamérica, citó los niveles de accidentología en Argentina, incluso por debajo de Venezuela. “Algo vamos a tener que hacer porque la pérdida de competitividad es gravísima. Verdaderamente los gremios, el gobierno, empresarios, se van a tener que unir a trabajar”.

“Lo que hay que hacer es formar y capacitar a la gente para que le puedan agregar valor al ciclo productivo, formar para los nuevos trabajos” y mencionó a países de la región como Colombia o Ecuador que trabajan es eso y no solo no han perdido empleo sino que lo han ganado y son absolutamente competitivos”.
Esa frase la dijo luego de poner como ejemplo lo que sucede en Argentina con el cobro de peaje manual en las rutas concesionadas y de preguntarse qué valor le agrega al ciclo productivo que alguien saque la mano por la ventanilla para cobrar.

Hablando de metas, volvió a referirse a la convocatoria de Medrar, indicando que su objetivo es que “la persona que pueda asistir a la capacitación es llevarse herramientas de gestión para poder medir el impacto de su capital humano en lo que está haciendo. Poder sacar una fórmula de ausentismo, fórmula de rotación, calcular un costo de personal, el valor de hora hombre (VHH) saber si sos competitivo, la optimización de recursos”.

Sobre Medrar resaltó el emprendedorismo “y no es por regalar elogios. La verdad que en Larroque conozco gente absolutamente emprendedora y la aparición de una consultora, con estas características, con la idea de seguir formando gente, le va permitir transformarse en una ciudad pujante. Bienvenido sea que gente en localidades como Larroque se metan es eso porque es un tema que va a hacer que la localidad en si misma avance o se quede. En ese sentido reconoció en las iniciativas de Sergio De Luca y la gente de su empresa por viajar a Rosario -entre ellas Sabrina Correa- a capacitarse en RRHH. “Por eso quiero acompañarlas en esta cruzada que se juegan” puntualizó.

Medrar es la consultora fundada por Sabrina Correa y Silvina Melgar, que ya ha tenido tres exitosas convocatorias en talleres de capacitación en nuestra ciudad.

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)