Una diputada impulsada por Frigerio reemplazará a Kneteeman en la presidencia de Cambiemos

Aunque pertenece a la corriente Illia, Alejandra Viola, fue propuesta por el PRO y rompió el empate a su favor con el voto del radical Rotman.  El legislador larroquense llevaba dos periodos al frente del bloque. El desplazamiento es interpretado como un ataque del macrismo hacia la eventual candidatura de Atilio Benedetti a la gobernación.

 

No es fácil de entender, hay que seguir de cerca el mundillo político para descifrar los entretelones del poder y comprender porqué el PRO busca desacreditar a la figura política que capitalizó el voto de Cambiemos en Entre Ríos. Es que en los círculos cercanos a Atilio Benedetti están convencidos que Rogelio Frigerio quiere acaparar el manejo de todos los resortes, palancas y botones, es decir, los quiere a todos debajo de él.

Aunque cuando designaron por primera vez a Sergio Kneeteman como presidente de bloque se habló de rotación, el año pasado ya hubo fuertes tensiones que terminaron cediendo en favor de la reelección del copoblano. Pero con Benedetti como principal nombre a ocupar la candidatura a la gobernación y la cercanía a 2019, el Ministro del Interior sintió que la balanza del equilibrio de poder quedaba muy a favor del actual diputado nacional y, al mismo tiempo, le quitaba recorrido a su propia postulación, en el caso que Macri se lo pidiera.

 

Para entender lo que pasó ayer es preciso leer a Federico Malvasio en su columna en Página Política, que bajo el título “Frigerio se impuso sobre Benedetti en la interna de Cambiemos” escribió lo siguiente:

El PRO sedujo a una diputada enrolada en el benedettismo y la convirtió el presidente del bloque Cambiemos. La disputa la resolvió otro radical, que llegó a la Legislatura a pedido del macrismo.

Rogelio Frigerio se impuso sobre Atilio Benedetti. Los dos nombres que se inscriben en la grilla para la Gobernación por Cambiemos se disputaron la presidencia del bloque en la Cámara de Diputados de Entre Ríos. En esta novela ocurrió algo insólito: quien presidirá la bancada es una dirigente del espacio del diputado nacional, pero fue propuesta por el grupo que conduce el ministro del Interior. ¿Qué sucedió?

Sergio Kneeteman dejará la conducción. El nombre de la radical María Alejandra Viola se impuso por un voto este martes al mediodía. Se trata de una legisladora que pertenece a la corriente Illia, que conduce Benedetti, y que el sábado en una reunión en Villaguay se encolumnó para sostener a Kneeteman al frente. Viola dijo en ese cónclave apoyar la decisión mayoritaria, pero este martes se inclinó por la propuesta que le habían hecho los cuatro pares del PRO (Esteban Vitor, Martín Anguiano, Ayelén Acosta y Joaquín La Madrid). Los cuatro votos amarillos, más el de ella y el del radical Alberto Rotman alcanzó la mayoría. Los demás pusieron su ficha al dirigente de Larroque, reconstruyó Página Política. Parentesis: el candidato original del PRO era Vitor.

El PRO, con Frigerio en la jefatura desde Capital Federal, sedujo a la radical para hacer cumplir una cláusula que se había acordado en el bloque y que consiste en rotar la presidencia. El radicalismo, luego, entendió que Kneeteman había hecho una buena gestión y que merecía otro mandato. No hubo caso. Incluso el benedettista intentó sin éxito que su reemplazo sea Fuad Sosa. No le fue bien.

Rotman, que llegó a la Legislatura a propuesta del macrismo, se había manifestado a favor de la rotación e incluso hasta se puso el traje de presidente. Fue quien definió la partida.

La novela puso de relieve la interna en Cambiemos con miras al 2019. Chicanas de uno y otro lado aparte, lo cierto es que surgió la idea de que el bloque se partiera en dos. Esa posibilidad aún no se descarta de plano. La elección por unanimidad de Urribarri al frente del cuerpo profundizó la grieta opositora.

Enjoy this blog? Please spread the word :)