Uno de los dueños de las ovejas estimó en 150 mil pesos la pérdida económica

El plantel era de 57 animales y salvo un macho, todas las ovejas fueron mordidas y más de 30 murieron en el momento, mientras que otras debieron ser sacrificadas. Aseguran que solo sobrevivieron 17, aunque están bajo tratamiento.

 

 

Matías Korell es uno de los productores ganaderos que desde el año pasado viene invirtiendo en genética ovina y que junto a Mauricio Michel, su socio en esto, padeció el rigor del ataque de cinco perros que arrasaron con la majada el sábado a la noche.

Resignado por la pérdida económica comentó que en unos minutos despareció la inversión de tiempo y dinero, -unos 150.000 pesos- calculando que cada una de las hembras muertas y preñadas rondaban un valor de 3.000 pesos. A eso se le debe sumar la pastura sembrada y los gastos de logística de todo ese tiempo, lo que aumenta la cifra. Ahora también deben pagar el tratamiento con antibióticos y otros medicamentos para tratar de salvar al resto.

Comentó que no piensa hacer una denuncia formal pero que espera algún tipo de arreglo para mitigar el daño económico. Comentó que en el campo detectaron cinco perros y que al menos dos fueron seguidos hasta un domicilio, igualmente comentó que una cámara de seguridad captó el paso de uno de esos animales, por lo que podrían ayudar a identificarlos.

Expresó su frustración por lo sucedido, aunque opinó que la culpa no es de los perros, dando a entender de la responsabilidad que se debe tener cuando se es propietario de una mascota que por su tamaño o carácter puede ser peligrosa para las personas o en este caso, para otro tipo de animales.

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)