Virginia Apgar: la mujer detrás del test que sigue salvando vidas

Revolucionó el mundo de la medicina al crear un sencillo método para determinar la salud del recién nacido.

 

Ser una mujer médica en la década del 30, en pleno siglo XX, no debe haber sido sencillo para Virginia Apgar. El machismo de la época era particularmente difícil en su profesión y a pesar de tener una vocación de cirujano, Apgar se enfocó en la anestesiología. Sin embargo, eso no le impediría cambiar el mundo de la Medicina.

En 1938, Apgar se convirtió en la primera mujer en ser Directora de la División de Anestesia de la Universidad de Columbia. Comenzó a estudiar la anestesia obstétrica, los efectos que tenía la anestesia en la madre durante el trabajo de parto de su primer bebé.

En 1953 creó la mejor contribución que alguien haya hecho en este campo, un test que permitía de forma rápida y sencilla, determinar la salud de un bebé recién nacido. Su aporte a la medicina fue muy significativo ya que antes del test de Apgar no había forma de determinar la salud de un recién nacido y los bebés obtenían poca atención médica al nacer.

El test logró reducir la mortalidad neonatal y hoy en día es lo primero que aprende un residente de pediatría cuando empieza a atender a recién nacidos en la sala de partos, ya que permite determinar si el recién nacido necesita ayuda con la respiración o si tiene problemas cardíacos.

El sistema que creó es utilizado en todo el mundo e incluye una primera valoración de los 5 parámetros (frecuencia cardíaca, respiración, tono muscular o actividad, reflejo de respuesta a la estimulación y apariencia) al primer minuto de nacer y una segunda valoración a los 5 minutos. Se evalúan los parámetros y se le da una puntuación del 1 al 10.

Los estudios de Apgar y sus colegas permitieron conocer mejor la fisiología del recién nacido, su método es usado en todo el mundo, permitiendo mejorar la supervivencia y salud de los bebés.

Mira también: «Mae Jemison: el logro detrás del sueño de la primera astronauta afroamericana en ir al espacio»
Un apellido que pocos conocen

En 1961, uno de los estudiantes del Dr. Joseph Butterfield, de la Universidad de Colorado, creó un acrónimo con las letras del apellido de la doctora como recordatorio de los parámetros a valorar: A por Apariencia, P por pulso (ritmo cardíaco), G por gesto (reflejo de irritabilidad) y A por actividad (tono muscular).

 

Apgar estuvo de acuerdo con el nuevo sistema, pero lo curioso fue que a partir de ese momento y hasta el día de hoy, pocas personas saben que el test se refiere al apellido de la doctora que tanto hizo por la medicina.

Pionera en diferentes campos de la medicina, ayudó a convertir la anestesiología en una especialidad médica, estudió y mejoró la anestesia obstétrica y hasta avanzó en los estudios de defectos de nacimiento.

Virginia Apgar creó el test más importante de la medicina, utilizado hoy en día en todo el mundo, a pesar de que pocos sepan que se refiere a ella, a una doctora, a una pionera, a una mujer.

Enjoy this blog? Please spread the word :)