El inmortal y dulce recuerdo de la estrella más grande y épica de Central Larroque

Hoy se cumple un año de la infartante definición de la Copa Entre Ríos ante Deportivo Urdinarrain en su cancha, un equipo a la altura de la gran final, cuya rivalidad y aplomo engrandeció el triunfo del rojo.

GENERALES 03/04/2023 Acción Acción

ca1

Una semana después del ¡no nos den por muertos" de Leo Plaza, tras la ajustada derrota en el Raúl Impini en la ida de la final del certamen provincial, se produjo el hecho deportivo tal vez más grande en la historia de la institución de calle 25 de Mayo, incluso por encima del histórico ascenso de 1982: Central Larroque edificó la más valiente de sus victorias en un partido "poliemocionante" y si el adjetivo no existe, bien vale el recuerdo para fundarlo. 

Pero basta de prólogos, y vamos a la crónica, las imágenes y los videos para revivir, como si fuera hoy, la historia de hace un año:

Wawi, el acierto de Marchesini que coronó de gloria a un equipazo
 

Walter Virué entró en el último cuarto del partido y anotó los dos últimos goles que dieron vuelta el resultado y el campeonato al rojo, cerrando un partido infartante con emociones cambiantes para las dos hinchadas. Central fue acompañado por una increíble cantidad de simpatizantes a Urdinarrain que luego lo recibió en el Raúl Impini para celebrar su segunda «Copa Entre Ríos».

Tras la euforia nocturna, luego de la proeza deportiva de remontar un resultado y alcanzar la gloria en el último suspiro, el momento merece ser saboreado como algo único en la historia de una institución y una comunidad.

Es que visto desde el lado del merecido ganador, de esa masa de gente que apoyó y del equipo que dio todo, de punta a punta, se pareció a una película de aventuras, que para que sea buena y atrapante debe mezclar la épica con el suspenso, la desilusión con la esperanza, la desazón con la euforia y las lágrimas de tristeza con las de alegría.


El resumen de Pablo Viale


Todo eso pasó en el Teodoro Treisse de Urdinarrain, ambientado en un escenario húmedo con una llovizna espesa, escenario ideal para historias que guardan secretos y finales misteriosos. Las tribunas se recortaban de esa realidad surrealista, aportando el toque terrenal a la primera toma, donde todo estaba por pasar.

ca2Wawi, bien acompañado en esta foto de Silvina González.
 

La ceremonia previa sirvió para que los cantitos desafiantes y cruzados, alentado a uno y deplorando al otro, hicieran una pausa en el duelo de hinchadas. El pitazo inicial fue un prólogo al gol de Deportivo, algo que no podía estar pasando. Iba apenas un cuarto de hora cuando llegó el penal y el gol para los azules, tras una clara falta de Badini.

Era 2 a 0 en el global y la esperanza roja sufría un golpe de agonía que corría lejos la meta final y pintaba de heroica la repechada. Con el local de contra, aprovechando los espacios que dejaba Central, el argumento del film ganaba suspenso pero el Tin Benedetti encendió la mecha de la ilusión con un zurdazo precioso que embolsó la red.

 


La película del campeón



Ahí la moneda caía de canto, la balanza parecía que podría equilibrarse y en el descanso flotó en el aire una señal de que esta vez, la segunda parte, iba a ser buena.

Pero el guión volvió a cambiar y el director mandó al actor principal del elenco azul a callar al público rojo. Corner, desvío de cabeza y zurda de Nuñez al fondo del arco, estirando la diferencia a un total de 3 a 1 que volvía el sueño en pesadilla.

Pero algo no cerraba en la película, era demasiado temprano para terminar, al rollo le quedaban muchísimas vueltas y otra vez se vieron señales claras que el último tramo, el más pocholero, tenía las escenas más fuertes.

Y como corresponde a un thriller, ese género del cine que mezcla suspenso, emoción, sorpresa, anticipación y ansiedad, llegó la hora donde las escenas se superpusieron: Algunos descubrieron que en el remate de Piaggio al travesaño -antes del gol de Deportivo- había un anticipo del tinte épico que la película iba a tomar.

Entonces llegó el fatídico minuto 27, en que el local perdió a un actor: Marcelo Horst fue expulsado, Deportivo empezó con los cambios y en Central apareció el muchachito de la película, un actor de reparto que se convirtió en la estrella del film: el Wawi Virué. Matías Marchesini vio el más allá y sintió que no estaba conforme con el guión, y que estaba a tiempo de cambiar el final.

También faltaban que otros actores sumaran su protagonismo principal y ocurrió cuando Elena, de los azules, llegó a destiempo ante Eduardo Rothelmer: Penal y expulsión. Allí Gonzálo Rodríguez puso paridad en el resultado, en otro golpe de timón al tramo final de la película. Pero no habían pasado tres minutos del gol rojo cuando Deportivo, en un arresto de coraje, casi anota el tercero de la noche (cuarto de la serie), y eso que estaba con dos jugadores menos, más dispuesto a defenderse que a atacar. Un centro cayó al borde del área chica, Gonzalo Perez Romani achicó el disparo y Boari la sacó a un metro de la línea del arco.

Más golpes de efecto, más escenas de suspenso, y fue en ese momento en que el héroe comenzó a asumir su papel principal. Solo le faltó la capa o un escudo a Walter Virué para parecer un personaje de Avengers. Primero se metió con pelota y todo tras el centro flotadito de Piaggio, cuando le quedaban tres minutos al tiempo reglamentario.  3 a 2.

A esa altura, las tribunas vivían un nuevo contraste, y la euforia que fue y vino durante toda la noche de un lado al otro, pero que nunca se había quedado quieta, aterrizó para siempre del lado rojo, donde la sangre circulaba a cien por hora en los corazones larroquenses. Un par de llegadas del local condimentó el desenlace.

ca3

No es fácil describir lo que vino después, parece una escena en cámara lenta, en que los efectos especiales parecieron combinarse. Primero, a los 46, Virué mostró que es un héroe humano, porque cabeceó débil a las manos del arquero tras un remate fuerte que el uno azul no había podido retener. La escena crucial, como no podía ser de otro modo, llegó en el final, a segundos que se cumplieran los cinco minutos de adición. Ataque por izquierda, lateral, la jugada se ensucia y se limpia, abren a la derecha, centro atrás, Quintana no llega a tocar, la pelota cae apenas del borde el área hacia adentro ¿y quien estaba allí? Super Wawi, que la frenó de derecha, levantó la vista, midió con la visión láser y con un golpe bien colocado a la ratonera, dejó parado al buen arquero de Deportivo.

Ese fue el cuadro final, la toma maestra del destino, el cierre cinematográfico que tuvo un minuto más entre el festejo, mover del medio, un tibio intento del local en su último suspiro y el inolvidable silbatazo que marcó el The End de la más maravillosa película en la historia del rojo, porque habrá ganado otras finales, incluída la primera Copa Entre Ríos. Pero esta, por cómo se dio y ante su clásico y magnífico rival, tiene otro valor.

El partido completo

Banner-Millones-CL-V2_300x2501

Te puede interesar
Atilio Benedetti - ministra

Benedetti recibió a la Vice ministra alemana de alimentación y Agricultura

Acción
GENERALES 29/04/2024

El pasado viernes, en la Cámara de Diputados de la Nación, el Presidente de la Comisión de Agricultura, Atilio Benedetti, junto a otros legisladores, recibieron una delegación del Gobierno de Alemania encabezada por la Viceministra de Alimentación y Agricultura Claudia Müller, y otros funcionarios de su cartera. Vale destacar que la Viceministra integra también la Legislatura Alemana.

berardo21

escribania-cardoso

Lo más visto
24_06_10-cultura-meteoritos (3)

Entre Ríos restituyó dos meteoritos a la provincia de Chaco

Acción
PROVINCIALES 11/06/2024

Las piezas estaban en el Museo Provincial Antonio Serrano desde 2007, cuando fueron secuestradas por Gendarmería por traslado ilegal. Pesan más de 2.000 kilos y se debió montar un operativo de envergadura para sacarlas del edificio. La restitución a su lugar de origen fue acordada por los gobiernos de ambas provincias.

pablom

El Mojón, la cabaña de Angus entrerriana que siempre va por más

Acción
PRODUCCION 15/06/2024

Pablo Mohr contó la historia del establecimiento agropecuario que comenzó su abuelo y que se diversificó hacia la producción genética. El paso a paso de una empresa familiar que de a poco va ocupando un lugar en la mesa de los grandes referentes de los criadores de la raza angus del país, con cada vez mejores premios en los encuentros provinciales y nacionales.

690x690

kioscolaplaza